Joann Sfar

Libros para un confinamiento (X)

Libros para un confinamiento (X)

Libros para un confinamiento (X)

UN HALLOWEEN EN PRIMAVERA

 

Ya llega mayo —alegre y refranero por naturaleza— y con él el recuerdo de una frase pronunciada por el presidente del Gobierno la noche del sábado 14 de marzo: «quedan suspendidos los desfiles, las fiestas populares y las verbenas». Con esa oración, que inauguraba los primeros quince días de estado de alarma, se nos condenaba a una tristeza irreparable y por adelantado. Se nos arrebataba lo que ni siquiera habíamos comenzado a imaginar porque uno en marzo aún está empezando a vivir, haciendo acopio de lo poco recolectado tras la cuesta de enero —en primavera llega el tiempo de la cigarra—. Hasta ahora el clima, quizás tras un acuerdo tácito, parecía también pandémico porque en la Costa del Sol no se ha visto una primavera más nublada, en Madrid incluso nevó a finales de marzo y por el norte han tenido por momentos mejor tiempo que en el sur, por lo que la situación era desconcertante para toda la nación. Ahora no tenemos cuerpo para Corpus, para las Fiestas Mayores de Almansa o para el mayo cordobés, en cambio el Día Mundial de la Higiene de las Manos (5 de mayo) se sabe más que celebrado. Es así como nos encontramos en un Halloween perpetuo, disfrazados con chándal y zapatillas de estar por casa, tapándonos los ojos con cojines ante una realidad que se soporta a ratos y entonando el «truco o trato» con nosotros mismos por no poder llamar siquiera a la puerta del vecino. ¿Broma o golosina? Nos gustaría que todo esto fuera en realidad lo primero, pero a juzgar por lo que estamos comprando en el supermercado, la respuesta es clara.

Qué extraños, sin embargo, estos días de horrores con noches cada vez más cortas, pero no por ello menos noches, con todo lo que entrañan. Es entonces cuando, tumbados en la cama, parece que fuese un día como otro cualquiera. Sin virus de por medio. Es ese el único momento en el que todo permanece imperturbable: este cuarto es el mismo que el de hace unos meses y a estas horas la gente está durmiendo como siempre. Nada, o casi, cambia por las noches. Siguen siendo, como es sabido, terreno abonado para las criaturas del más allá (también hay noctámbulos del más acá, pero ahora están confinados). Y con esto del encierro, entre el desorden de horarios y el miedo al bicho, a algunos peques les está costando dormir. No hay mejor forma de hacer frente a sus pavores que animarles a leer Ser un fantasma es lo mejor, de Antonio Ladrillo. Los espíritus forman parte de nuestras primeras pesadillas, pero en este libro en el que la pureza y sencillez de Ladrillo vuelven a poseernos, descubrirán que los fantasmas son entes sonrientes que, a decir verdad, tienen mucha suerte: pueden volar por ahí, comer arañas y bailar mientras todos duermen. La mejor arma contra las historias de terror —cuando no nos apetece pasar miedo— es este libro repleto de magia y humor, porque el fantasma también es un niño capaz de encontrar alegría en todas partes.

Pero las noches no son solo territorio de los fantasmas. También la pueblan otros seres a los que siempre nos han presentado desde el terror. Por eso, es hora de conocer —si ustedes no lo han hecho ya— al Pequeño Vampir, que no es otro que Fernand, el Vampir de Joann Sfar. «¡Mimimi, pero si los vampiros no crecen!». Pues claro que no, pero sí decrecen. Son estas las historias recopiladas de un Fernand niño, tan cansado de las penurias de la adultez que pide volver a la infancia junto a su inseparable perro Fantomate, su amigo Miguel —trasunto del autor—, su mamá Pandora, el escatológico e inocente Margarito, el sanguinario cocodrilo Claudio, el terrible Capitán de los Muertos y otros inolvidables personajes junto a los que protagoniza mil andanzas. Aunque este es el tomo de la saga Vampir especialmente indicado para niños, también a los más mayores se nos antoja irresistible por el desenfado y el continuo juego con el que resuelve Sfar todos los argumentos, capaz de despertar en nosotros el lado más liberador de la infancia viviendo una aventura tras otra, no exentas de un humor gamberro y afilado ni de referencias literarias, religiosas y filosóficas.

Una vez que nos hemos familiarizado con fantasmas, vampiros y demás criaturas del averno, toca reconciliarnos y reconocer de una vez por todas nuestra deuda con las brujas. Seguramente, Tania Berta Judith nos dirá que hay mucho más, y acaso nos riña un poquito, pero para nosotros la magia es una cuestión de fe, y nosotros, gentes con tendencia a la risa floja, escéptica de nacimiento, creemos en lo enigmático y en el arte como una de las fuentes más hondas del misterio. Su Libro de la magia blanca, especialmente dirigido a adolescentes a partir de diez años con ganas de soñar y de aprender, nos introduce de manera práctica en el juego de la magia, a saber: nos enseña a fabricar talismanes, amuletos, atrapasueños; a realizar conjuros amorosos que nos vuelvan fascinantes para el guapo de la clase; a desentrañar los recovecos de nuestra mente a través de la escritura automática, a utilizar las runas y a leer e interpretar los posos de té, los oráculos y las líneas de la mano; a elaborar nuestra propia muñeca quitapenas, nuestros propios inciensos, velas, cojines aromáticos y perfumes mágicos. Y sobre todo —muy importante— nos dice de dónde sale todo eso, de qué folclores, países, culturas y tribus proceden estos saberes que durante tantos siglos han sido perseguidos. La magia (nuestra magia pequeñita y llena de pasión por el juego y el encuentro) puede servirnos hoy para comprender mejor el mundo que nos rodea y para alcanzar una armonía con él, para conocernos mejor a nosotros mismos y para reunirnos y bebernos unas pociones o hasta echarnos las cartas, cuando llegue al soñado día de volver a arrejuntarnos.

Por último, tenemos una recomendación no apta para chiquillos pero obligatoria para ustedes que nos leen, pues sabemos que Halloween no es solo cosa de niños y que nos faltan excusas para abrazar otros jolgorios: Hail Satan!, de Simon Hanselmann, un episodio único, casi un piloto de la mejor sitcom de todos los tiempos. Cada año descubrimos que más y más corderos del Señor se disfrazan de Megg y Mogg por Halloween, lo que demuestra que la obra de Simon va calando hondo en sus corazones. La verdad es que lo tienen fácil, siendo los protagonistas una bruja, un gato negro, un búho, un hombre lobo, un nigromante y un monstruo del pantano. Antes de El mal camino, Hail Satan! fue la primera entrega larga de nuestros Megg & Mogg, la carrera cuesta abajo, el descalabro para aterrizar en una Melancolía ya insoportable. Si en Bahía de San Búho se perfilaban las complejidades de las relaciones entre los protagonistas, aquí alcanzan insospechados niveles de furia y dramatismo. Y todo, o casi todo, dentro de casa.

Otras historias de fantasmas:

Para niños:

Mvsevm, de Manuel Marsol y Javier Sáez Castán (álbum ilustrado)
Yokai, de Manuel Marsol y Carmen Chica (álbum ilustrado)
Semillas de monstruo, Eiji Otsuka e Hirarin (álbum ilustrado)
El rey escualo, de R. Kikuo Johnson (cómic)

Para adultos:

Vampir, de Joann Sfar (cómic)
Las niñas prodigio, de Sabina Urraca
L’amour, de Joann Sfar (cómic)
Más español que americano, de Jaime Jaramillo Escobar (poesía)

Libros para un confinamiento (IX)

Libros para un confinamiento (IX)

Libros para un confinamiento (IX)

ALGÚN DÍA NAVEGAREMOS
 

Antes de esto nuestras vidas ya eran mustias, lánguidas y muertas de aventura. No se explica si no que, cuando el confinamiento empezó, muchos tomaran como ejemplo las rutinas de los freelancers, expertos en las tiranías y bondades del teletrabajo, en lugar de pensar en los navegantes. Nadie pensó en aquellos que surcan la inmensa soledad del océano o atracan sus pequeñas casas flotantes en mundos aparte. Los marinos nos llevaban ventaja de largo: ellos saben lo que es vivir en un espacio limitado y también conocen el aislamiento. Seres duros, preparados para situaciones límite, seres con piel de salitre que se ven obligados ahora a echar el ancla y a hermanarse con esta sociedad infecta (de ocio, de hastío, de desaliento) en tierra firme. Nosotros, desde puerto, volvemos a recurrir a sus historias, que si bien antes nos embaucaban como el rugido que brota del hueco de una caracola, ahora nos inspiran aún más nostalgia del navegar, de perderse uno en la mar y adiós muy buenas.

Existe por suerte una bibliografía inagotable para saciar esa nostalgia. Tenemos editoriales maravillosas como Llaut/Llagut; colecciones esenciales, como la dedicada a los libros del mar por la editorial Renacimiento; disponemos incluso de fabulosas librerías náuticas como Izaro (Bilbao), Robinson (Madrid) o San Esteban (Gijón); y, por supuesto, tendremos siempre los relatos de los Conrad, London, Melville, Hawthorne y un interminable etcétera de autores menos celebrados pero igual de apasionantes que los primeros. Es nuestro deber, por eso, afrontar el tema de forma oblicua, para cuando hayan agotado los anaqueles de todos los mencionados.

Vamos con una de piratas, pero sin edulcorantes: Guy, retrato de un bebedor fue, según la ACDCómics, uno de los mejores tebeos de 2019, el año en el que fuimos unos ingenuos. Olivier Schrauwen se unió con Ruppert & Mulot para narrar la desgraciada historia de un genuino pirata, borracho despiadado, amoral, sin pizca de sobriedad ni sentido común. ¿Cómo se puede ser tan malo y tan tonto al mismo tiempo?, nos preguntamos. Marino accidental, torpe y cantarín, nuestro Guy devuelve a la piratería su maldad y depravación original. El lector será partícipe del asco y las risas culpables, sumergido en un mundo psicodélico de tonos malvas, rosas y añil, y trazo abierto y desatado como fuegos de artificio; una historia de aventuras con resonancias clásicas y hechuras modernas que es a la vez la unión insólita de tres de los mejores dibujantes de cómics del mundo.

Confinado y en un raro estado de gracia escribió Eduard Limónov El libro de las aguas durante los tres años que permaneció encarcelado en una prisión militar. En opinión de muchos, entre ellos su biógrafo Emmanuel Carrère, comparte con su Diario del perdedor el privilegio de ser el libro más hermoso y audaz de Limónov. El escritor y activista ruso quiso evocar su copiosa batería de vivencias al límite, desatendiendo esta vez cualquier continuidad cronológica o geográfica, y utilizando el agua —mares, ríos, lagos, estanques, piscinas, saunas— como único elemento conductor. Crudo y poético en su escritura, hombre de acción y sufriente enamorado en la vida, cuando menos controvertido en lo ideológico, Limónov describía con estas palabras el contenido de El libro de las aguas: «He tratado de pescar en el océano del tiempo las cosas verdaderamente esenciales para mí; y releídas las cuarenta primeras páginas del manuscrito, no he podido hallar más que guerra y mujeres. Fusiles y semen en los orificios de mis hembras amadas: he ahí el modesto resumen de mi vida». Nos atrevemos a decir que su publicación y la consecuente visita a España de su autor también fueron uno de los hitos de 2019. Este año soñábamos con volver a comer panchitos con él, que llegaba con otro título bajo el brazo. Pero las desgracias nunca vienen solas y, coincidiendo con el comienzo de la cuarentena, tuvimos que dar la noticia de su fallecimiento, con 77 años, por complicaciones derivadas de una operación. Descansa en paz, comandante en jefe, tú que no la conociste (ni la concediste) en vida.

Nos zambullimos ahora en un océano bien distinto para enjuagarnos las penas de la mano de Curiosón, quien, con su traje de buzo del siglo XIX, bucea para explorar los secretos y maravillas que se esconden en las profundidades. Si Jim Curious, su hermano más reciente, nos obliga a recordar las aventuras selváticas de Emilio Salgari y los grabados del mismísimo Doré, Curiosón. Viaje al corazón del océano nos retrotrae a las Veinte mil leguas de viaje submarino, de Julio Verne, «leídas» a través de las gafas 3-D que incorpora este álbum de gran formato (dos pares de gafas, nos pusimos generosos, para que niño y adulto puedan disfrutar juntos). En su fantástico viaje subacuático, nuestro joven protagonista viajará junto a criaturas grandes y pequeñas, adorables y peligrosas; descubrirá galeones hundidos e incluso antiguas y misteriosas ciudades sumergidas, que ya son dignas de perdición en 2-D, pero que, con el añadido de otra dimensión, convierten la experiencia en una ensoñación que nos invita a buscar Atlántidas perdidas y, de nuevo, ay, a soñar con el verano.

Sacamos, por fin, la cabeza del agua y oteamos una playa en el horizonte. ¿Qué es esto? ¡Estamos en Sète, y sin haber consumido sustancias de ninguna clase (de eso hablaremos en otra carta)! Aquí, en este pequeño pueblo de la región francesa de Languedoc, descansan dos poetas: Paul Valéry y George Brassens. Este último pidió machadianamente en su Supplique pour être enterré sur la plage de Sète que lo enterrarán en «une bonne petite niche», en la playa de La Corniche, cerca de los delfines y bajo alguna especie de pino, para convertirse así en un «eterno veraneante que se pasea en hidropedales sobre la playa, soñando, y que pasa su muerte como si fuesen unas vacaciones». No pudo ser (su sepultura está en el Cimetière le Py), pero amigos de todo el mundo continuamos rindiéndole honores aquí, allá o acullá, incluido Joann Sfar, quien comisarió en 2011 la gigantesca exposición retrospectiva que dio lugar a nuestro libro. Acompañado de textos de Juan de Pablos, Luigi Landeira, Patricia Godes y Vicente Fabuel, Brassens, la libertad es el homenaje definitivo a quien fuera uno de los mayores exponentes de la chanson y la trova anarquista del siglo XX, un vademécum a ratos delirante, formado por más de un centenar de retratos y alrededor de ochenta páginas de puro tebeo que comienzan como una autoparodia del propio Sfar, para acabar ahondando en el lado más íntimo de su Brassens, que es nuestro Brassens. ¿Y qué cantaba el ídolo en la última estrofa de Les Copains d’abord? Helo, en traducción de otro que también es «nuestro», el poeta Paulino Lorenzo:  

He ido en muchos barcos, pero solo
uno aguantó los golpes, uno solo
nunca cambió de rumbo;
navegaba sin prisa, sin abrigo,
sobre el mar del los patos. Se llamaba
«los amigos primero», se llamaba
primero, los amigos.

Ese navegar sobre el «mar de los patos», que es el qué dirán, nos ha guiado toda la vida. Pero no nos libra ahora de ponernos sentimentales. Os queremos tout's voil's dehors (a toda máquina).

Libros para un confinamiento (VII)

Libros para un confinamiento (VII)

Libros para un confinamiento (VII)

EL AMOR ATRAVESADO

 

Veníamos a hablar del amor y de cómo anticipar las terribles consecuencias de verse recluido/a con el ser amado en el limitado espacio de una vivienda conyugal. Pues de todas las situaciones en que el confinamiento ha puesto nuestro delicado equilibrio amoroso (alejamiento temporal, cuarentena dentro del mismo domicilio, promiscuidad online, parafilias espontáneas, aumento de azúcar en sangre, castración voluntaria por sobreexposición en redes, celibato a sumar al permanente celibato, regreso al WC como templo masturbatorio), no se nos ocurre ninguna tan alarmante como la mera convivencia 24/24 con él, con ella, con elle.

Es entonces cuando, en el ánimo de documentarnos, encontramos esta maravilla, publicada en La Razón hace escasos días:

28.03.2020. Coronavirus: ¿Debemos evitar los besos y el sexo oral?

 

(…) «Lo primero que debe saber es que si su pareja o usted tienen el coronavirus, el mejor consejo es evitar las relaciones sexuales. En personas asintomáticas, sin antecedentes de exposición o que han dado negativo en el test, el sexo con precauciones puede ser una forma de aliviar la ansiedad ante una situación de confinamiento que genera mucho estrés. En cualquier caso, hay una serie de medidas que debes tener en cuenta a la hora de practicar sexo:

 

1.     Evitar los besos durante las relaciones sexuales

2.     El virus puede transmitirse a través de las heces, por lo que se recomienda evitar la práctica sexual oral-anal

3.     No existen pruebas de que el virus esté en los fluidos vaginales o en el semen

4.     Evitar el contacto sexual con personas que no sean de convivencia diaria

5.     Si tiene relaciones con su pareja, intente posturas en las que una de las personas le da la espalda al otro

6.     El sexo online, los videochats, la masturbación o el sexting son buenas opciones

7.     Lavarse las manos antes y después del coito es fundamental

8.     Evite las relaciones sexuales si su pareja no se encuentra bien

9.     Si su pareja tiene alguna enfermedad significativa que pueda empeorar por la infección del COVID-19, evite tener relaciones sexuales». (…)

 

¿Qué añadir a esto, salvo que nos han leído la mente? ¿Completaríamos el decálogo con un «Evite mirar a los ojos a su pareja durante el coito»? No, está perfecto como está. La realidad del amor en estas circunstancias es, una de dos: negarlo, como en el diario citado, o muy al contrario, que el amor lo permee todo, que lo moje todo, haciendo de nuestra reclusión la capilla a la que hace alusión el texto de trasera de esa Biblia que es Ser amadode Javier Lozano. Distinguido por el Puchi Award 2018, el obrón de Javier Lozano es un cómic poliédrico en el que abundan las peores escenas de cama, léase relatos de la indiferencia del otro, o del sexo caído en desgracia, o revisiones del clásico entre los cásicos, el funesto «tenemos que hablar». Pero a menudo también se encarna en sus páginas el buen amor, el generoso, el liberador, ya dure un suspiro o toda la eternidad, ya sea amor al perro, a la hermana, al señor peludo. En todos los casos, sus relatos llegan a nosotros engarzados en un tapiz, o mejor, en una vidriera, como una interminable secuencia de historias dentro de historias, donde sueño y vigilia se entremezclan. Igual que en nuestras pobres almas.

Hablamos del amor «atravesado» porque todo amor lo está. Primero, atravesado se ha en nuestro camino. Después, atravesado por una flecha, atravesado por pruebas inimaginables, atravesado como un hueso de aceituna. O atravesado para siempre por culpa de una cuarentena. Innegable señal de que algo va mal es que su pareja de usted, habiéndose usted afeitado previamente el ano y untado en él un poco de melaza, no reprima un gesto de hastío. Lo aprendimos en Melancolíade Simon Hanselmann, la narración en detalle del declive sentimental de Megg & Mogg y quizás el tomo más terrible de la serie. Estos días, Simon Hanselmann suma miles de seguidores para la sitcom con las páginas dedicadas a la pandemia que dibuja y publica cada día en tiempo real en su cuenta de Instagram. Es bonito saber que al menos Werewolf Jones ha sacado algo en claro de todo esto.

Llegado el caso podemos aventurar lo que nos espera con lo narrado en Novela naturalde Gueorgui Gospodínov. Crónica de un divorcio sosito, desdoblada en tres novelas paralelas que a su vez protagonizan otras tres identidades que comparten el mismo nombre, Novela natural fue también el libro que convirtió a Gospodínov en el autor más leído y premiado de su país, para ser superado unos años más tarde por su siguiente novela, Física de la tristeza. Repleto de digresiones marca de la casa, ustedes podrán leerlo en un suspiro, cerrar los ojos y esperar a que sobrevenga el caos en sus cabezas. «Pues del caos llegará el llamado» (Efesios 3:1-13).

En verdad, el amor es un lío grande y, como le sucede al arte, no existen dos personas sobre la tierra que puedan definirlo de la misma forma. De modo que quizá deberíamos dejar de llamar «amor» a lo que sucede entre nuestras cuatro paredes y llamarlo, por ejemplo, «festival». Y si regresamos a nuestro decálogo, veremos que podemos prescindir de casi todo lo relacionado con su puesta en escena. Si en algo insiste el querido diario La Razón, llamando siempre a la prudencia, es en señalar el beso como origen de todos los males. Sean considerados, usen mejor el colmillo. Uno solo, como Fernand, el vampiro protagonista de L'Amour, de Joann Sfar. Muy pronto, si nos deja el fin de los tiempos, reeditaremos L’Amour, porque lo contrario sería una crueldad y porque es posiblemente el volumen más divertido y vibrante de toda la saga, que describimos en su día como una «fábula moderna sobre lo humano y lo inhumano, sobre los rigores del amor y las servidumbres del deseo, sobre las huellas de la intolerancia y la dicha de la amistad compartida». Esto último sí que estamos seguros de que es amor: la amistad compartida. Lo demás es una guarrada. Que nos gusta, a qué negarlo, y nos idiotiza, y quemaremos el parlamento por él, y nos inmolaremos en él, con una sonrisa en la boca, además.

 

Otros romances espinosos:

El hijo del legionario, de Aitor Sarabia (álbum ilustrado)
El mal camino, de Simon Hanselmann (cómic)
Paciencia, de Daniel Clowes (cómic)
Paul va a trabajar este verano, de Michel Rabagliati (cómic)
Retiro, de Serguéi Dovlátov (narrativa)
Un verano en las dunas, de Seth (cómic)
Vampir, de Joann Sfar (cómic)
Ética para Julia, de Ricardo Díaz Peris (manual)
Hongos de la riba, de Luis Carlos López (poesía)
Las cosas de la vida, de Gérard Lauzier  (cómic)
Las niñas prodigio, de Sabina Urraca (narrativa)
Para cantar a solas, de José Ramo (poesía)
Arsène Schrauwen, de Olivier Schrauwen (cómic)
Cuartel de los dragones, de Ion Negoițescu (narrativa)
Y un eterno etcétera.

 

Sócrates

Sócrates

Sfar y Blain se fusionan con tal perfección que es casi como si dieran lugar a un autor único y diferente. Y su obra es sencillamente maravillosa.

—Gerardo Vilches

Una de las obras más singulares y poderosas del cómic francés de las últimas décadas, Sócrates quedó al cabo inconclusa, sepultada bajo la interminable secuencia de clásicos que sus autores entregaron a las prensas entre 2001 y 2009. Pero eso no es obstáculo para quedarse maravillado hoy ante su vigor y su magia. Joann Sfar y Christophe Blain aunaron sus fuerzas para contar las correrías de un perro filósofo en el insuperable escenario de la Grecia Antigua, dando pie a una irreverente revisión de la mitología y engarzando una secuencia narrativa magistral que incorpora sexo, comedia, filosofía y violencia como en ningún otro cómic clásico o contemporáneo. La gracia de los diálogos de Sfar, su agudeza metafísica y su sentido tan humorístico como dramático de la aventura se combinaron aquí con la agilidad expresiva y la maestría narrativa de Blain para dar a luz una obra cumbre de la historieta europea.

El álbum se completa con un apéndice que incorpora textos e imágenes inéditas.

Los primeros 300 ejemplares vendidos a través de esta página web se acompañan de un exlibris firmado y numerado  por Christophe Blain para esta edición, disponible de forma gratuita hasta fin de existencias.

Gastos de envío gratuitos en todo el territorio español.

Septiembre 2018
Cartoné. 22 x 24 mm.
168 págs. Color.
978-84-16167-65-4
24 €
Sócrates
Sócrates
Sócrates
Sócrates
Sócrates
Sócrates
Sócrates
Sócrates
Sócrates
Sócrates

Pequeño Vampir

Pequeño Vampir

Una de las sagas más zalameras, antipedagógicas, brillantes y divertidas que han visto los tiempos recientes.

Luis Martínez. EL MUNDO

El triunfo de Sfar es acometer un tebeo para niños sin abandonar ninguno de sus intereses habituales. Como cuando se dirige a los adultos, el autor ofrece aquí una obra tentacular permeada de poesía, manga, cine de terror, filosofía, videojuegos, erotismo y amor a los clásicos

Rubén Lardín. ELDIARIO.ES

El Sfar más motivado, centrado, burbujeante. Imposible no leer con una sonrisa.

Valentín Vañó. ROCK DE LUX

El pequeño vampiro Fernand –protagonista, en su versión adulta, de Vampir y L’Amour–, junto a su inseparable perro Fantomate, su amigo Miguel –trasunto del autor–, su mamá Pandora, el escatológico e inocente Margarito, el sanguinario cocodrilo Claudio, el terrible Capitán de los Muertos y otros inolvidables personajes, protagoniza mil aventuras en este clásico que se presenta aquí en su versión integral. La saga, que lleva vendidos cientos de miles de ejemplares en Francia, fue el origen de una exitosa serie de dibujos animados y ahora también de un ambicioso largometraje dirigido por propio Sfar, cuyo estreno se espera en 2017.

Pequeño Vampir ofrece todo lo que el lector podría desear: humor salvaje, alegre e inteligente, delirio, ternura, imaginación desbordada y argumentos trepidantes. Este volumen, que nosotros hemos querido un juguete tan portátil como majestuoso, compila los siete tomos originales de la serie, incluido Pequeño Vampir y la sopa de caca, ganador del premio Jeunesse en el Festival de Angoulême. 

Gastos de envío gratuitos en todo el territorio español.

Noviembre de 2016
Cartoné. 22 x 24 mm.
228 págs. Color.
978-84-16167-44-9
25 €
Para lectores entre 5 y 100 años
Pequeño Vampir
Pequeño Vampir
Pequeño Vampir
Pequeño Vampir
Pequeño Vampir
Pequeño Vampir
Pequeño Vampir
Pequeño Vampir
Pequeño Vampir
Pequeño Vampir
Pequeño Vampir
Pequeño Vampir
Pequeño Vampir
Pequeño Vampir
Pequeño Vampir
Pequeño Vampir
Pequeño Vampir
Pequeño Vampir
Pequeño Vampir
Pequeño Vampir
Pequeño Vampir

Avance de novedades para 2014

bravu_cover

Adelantamos aquí algunas novedades previstas para el primer y segundo semestre de 2014. Entre ellas, el primer volumen de una ANTOLOGÍA de periodicidad incierta que reunirá a algunos de los autores de tebeos más interesantes del mundo (al menos, para quienes les hablan) de ayer, de hoy y de mañana con historias inéditas en nuestro país o, con mayor frecuencia todavía, inéditas a secas. La nómina de autores que incluirán los primeros volúmenes nos pone el alma virtualmente palote: hablamos de Max Baitinger, Los Bravú, Gabriel Corbera, Michael DeForge, Julie Doucet, Miguel Gallardo, Nacho García, Sindre Goksøyr, Simon Hanselmann, Sammy Harkham, HTML Flowers, Bendik Kaltenborn, Tommi Musturi, Andrea Pazienza, Rayco Pulido, Aapo Rapi, Gonzalo Rueda, Olivier Schrauwen, Dace Sietina, Marc Torices, Marko Turunen, Basil Wolverton y Jim Woodring, entre otros.  

La aparición del primer volumen de esta antología aún sin título definitivo está prevista para mayo de 2014, coincidiendo con la próxima edición del festival GRAF en Barcelona.

Además de nuestra antología, estos son algunos de los títulos previstos para 2014, más o menos en su orden de aparición. Tanto los títulos como las cubiertas son provisionales, por lo que agradeceríamos que fueran utilizados como tales; asimismo, las dimensiones y el número de páginas son solo aproximados:

OLIVIER SCHRAUWEN,
 Arsène Schrauwen

22 x 26,5 cm. 64 págs. Bitono naranja y azul. Los primeros 150 ejs. incluyen un exlibris firmado y numerado por el autor.

Olivier Schrawen (Brujas, 1977) es uno de los grandes valores del cómic europeo actual, como demuestran sus dos obras publicadas hasta la fecha en España, Mi pequeño y El hombre que se dejó crecer la barba. Si en aquellos trabajos hacía gala de un ánimo experimental y juguetón con el acento puesto en lo gráfico, Arsène Schrauwen deriva hacia lo literario en un relato infinitamente más personal que recuerda a títulos indelebles como El corazón de las tinieblas o Viaje al fin de la noche. Schrauwen narra la historia de su abuelo Arsène en un viaje a las colonias ambientado a mediados del siglo XX en el que se entremezclan noches tropicales, estaciones lluviosas, misteriosos indígenas y delirios alucinatorios con el descubrimiento del amor. Su trabajo más accesible, también el más conmovedor e impresionante, es este un título destinado a convertirse en uno de los tebeos de 2014. La serie completa de tres volúmenes será agrupada en una cajita o estuche que podrá adquirirse por separado o recibirse gratuitamente junto al último título de la serie en esta página web.

JULIE DOUCET
, The Complete Dirty Plotte

17 x 24 cm. 272 págs. Color y b/n. Los primeros 150 ejs. incluyen un exlibris firmado y numerado por el autor.

A lo largo de los años 80 y 90, Norteamérica vivió una explosión de tebeos autobiográficos que en buena medida es la base del cómic adulto producido hoy en día. De entre aquellos creadores destaca la figura de Julie Doucet (Montreal, 1965). Su Dirty Plotte –algo así como chochito sucio o chochito malhablado en una mezcla de inglés y argot québécois, cóctel que ocasionalmente se extendió también a sus historias– fue la serie que decidió el rumbo de Drawn & Quarterly, una de las editoriales de cómic de autor más importantes del mundo, y se convirtió en fuente de inspiración para innumerables dibujantes que, como Chester Brown o Sammy Harkham, la reconocen como una influencia decisiva en su obra. En Dirty Plotte, Doucet relata con naturalidad detalles sobre su vida ínitima, su epilepsia, sus escarceos con las drogas y sus propios progresos como artista. La obra de Doucet destaca hoy más que nunca por su frescura, su atrevimiento y su estilo inimitable. Junto a sus celebrados Mi diario de Nueva York y Si yo fuera hombre, esta edición completa de Dirty Plotte incluye gran cantidad de material inédito en nuestro país y tampoco recopilado antes en forma de libro en Norteamérica.




LOS BRAVÚ
, Toreromaus

21x 29 cm. 32 págs. B/N. Edición limitada, firmada y numerada.

Tras su pequeña puesta de largo con Introducción, nudo y desenlace, la nueva obra de Dea Gómez y Diego Omil, también conocidos como Los Bravú, vuelve a ser un arma cargada de futuro, con perdón. Imaginada con un ánimo mucho más narrativo que su predecesora, Toreromaus es ya un tebeo en toda regla en el que se entremezclan el flujo de conciencia de James Joyce y el esperpento de don Ramón María del Valle Inclán a través del prisma de la vanguardia gráfica. Un proteico y gallego carnaval es el escenario de esta no–historia cargadiña de retranca y nonsense que sin duda encierra una clave, y esa clave nos concierne. En Toreromaus, el hombre se trasmuta en bestia y los seres inanimados cobran vida, mientras sus delirantes páginas se nutren de ríos de ribeiro, licores espirituosos y meados que van a dar a la mar, que es el morir. 

 

SIMON HANSELMANN, Hechizo total

  

21 x 26,5 cm. 144 págs. Color. Los primeros 150 ejs. incluyen un exlibris firmado y numerado por el autor.

Simon Hanselmann (Launceston, 1981) es el gran fenómeno surgido de internet en los últimos años, un joven australiano de turbulenta historia familiar, grafómano empedernido, que a lo largo de esta serie nos irá mostrando cómo conviven en hilarante armonía la bruja Megg, el gato Mogg, el antropomorfo Búho y el indómito Werewolf Jones, personajes que podrían acabar convirtiéndose en un auténtico hito de la cultura pop de nuestros días. De sus venturas y desventuras, sobreviviendo a diversas crisis existenciales a base de gastarse bromas pesadas y consumir sustancias ilegales se nutren estas páginas, revelándose como un espejo fascinante de su generación. Este año habrá muy pocos tebeos tan turbadores y divertidos como este.

GABRIEL CORBERA, LO REZ

15 x 21,5 cm. 160 págs. B/N.

Militante de lo infinitamente baladre, extremo siempre en el fondo y en la forma, Gabriel Corbera (Sabadell, 1975) es un insulto viviente a lo acomodaticio que en su cada vez más frecuente producción gráfica ha definido una de las obras más radicalmente humorísticas y líricas del tebeo contemporáneo. Decimos esto conscientes de que los tebeos le importan a Corbera todo y nada, más o menos como a nosotros, y de que una sola página suya vale lo que todo el conjunto, algo que sirve para definirle tanto como para despachar la obra de feroces como Yoshikazu Ebisu, solitarios como Jerry Moriarty o clásicos absolutos como Ernie Bushmiller. Este LO REZ, sin embargo, agrupa toda su producción con la intención de convertirse en una obra en marcha. Algo así como acompañar al monje en uno de sus habituales paseos matinales por el parque. Páginas en fuga, petrificadas solo en apariencia, suma de delicadeza, brutalidad y pastiche, donde los antónimos conviven en inquietante armonía, modelo de maldad y santidad.

ANDREA PAZIENZA
, Zanardi

21 x 29 cm. 108 págs. B/N y color.

Aunque veinticinco años después de su muerte sigue siendo un desconocido en el ámbito internacional, Andrea Pazienza (San Bernardetto del Tronto, 1956–Montepulciano, 1988) ocupa un espacio permanente en los diarios más importantes de su país, mientras el culto alrededor de su figura sigue extendiéndose de manera constante en el cine, el arte, la música y la literatura italianas del nuevo milenio. Andrea Pazienza dejó tras de sí un legado virtuoso y ecléctico que aún hoy impacta por su brutalidad y su lirismo. Prolífico hasta lo inverosímil, su talento innato para el dibujo y su oído para capturar la esencia de la calle le convierten en uno de los mayores narradores gráficos que ha dado el medio. En Zanardi, una de sus obras más conocidas e influyentes, Pazienza bordea las orillas de lo lúdico y de lo peligroso, retratando a toda una generación de jóvenes tan amorales y hedonistas como sofocados por un entorno asfixiante que sentimos asombrosamente cercano al actual. Para nosotros, es un verdadero honor iniciar con este título la publicación de los tebeos de Andrea Pazienza, uno de nuestros autores fetiche más leídos y admirados.

GILBERT HERNANDEZ
, Errata Stigmata

22 x 29 cm. 48 págs. B/N.

Dos de los autores más importantes a nivel mundial durante las últimas tres décadas tienen apellido hispano. Gilbert/ Beto Hernandez –de cuyo hermano Jaime, Fulgencio Pimentel publicó en 2013 el seminal Rocky– pasa por ser en los tebeos el máximo exponente de aquello que en literatura se llamó realismo mágico. Juntos, los dos hermanos han venido publicando durante décadas la cabecera Love & Rockets, considerada unánimemente como un hito de los cómics y una de las piedras de toque en la consolidación de la novela gráfica actual. Si Jaime puso el énfasis en el melodrama costumbrista y el culebrón sci-fi, Gilbert prefirió apuntar en múltiples direcciones, dando como resultado una obra con una coherencia interna propia pero adscrita a géneros tan dispares como la ciencia ficción, el thriller psicológico, el humor o el erotismo, siempre con mujeres de fuerte personalidad como protagonistas. Uno de sus secundarios más recordados por los lectores es Errata, una carismática adolescente adornada de diversos clichés punk y/o neorománticos que en determinadas situaciones sangra por las palmas de las manos y el costado cual Cristo crucificado. Este tomo presenta por primera vez todas las historias de Errata Stigmata aparecidas de forma esporádica en EE.UU. a lo largo de veinte años.

 Beto Hernandez ha sigo galardonado con numerosas distinciones, entre ellas un Fellow Award de la United States Artists, un Graphic Literary Award por el conjunto de su obra concedido por la PEN Center USA y seis premios Harvey.

JOE MATT, Peepshow

22 x 29 cm. 108 págs. B/N. Con un epílogo de Seth.

Joe Matt (Philadelphia, 1963) es uno de los nombres esenciales del tebeo autobiográfico desde finales de los años 80, cuando comenzó a serializar su comic-book Peepshow en distintas revistas norteamericanas. Estadounidense de nacimiento y canadiense de adopción durante casi dos décadas, Matt desarrolló gran parte de su carrera en Toronto, donde trabó amistad con otros importantes autores canadienses, Chester Brown y Seth, que a menudo hacen reveladoras apariciones en sus cómics. En sus historias, Matt se muestra como un ser huraño, tacaño, mezquino y lascivo, un retrato despiadado de sí mismo potenciado por su extraordinario dominio de la narración, que da lugar a escenas imborrables, tan cómicas como horripilantes. En España se han publicado anteriormente con éxito sus libros Pobre cabrón, Buen tiempo y Consumido. Solo Peepshow permanece inédito y con él recuperamos la fase inicial de su producción, tan hilarante y brutal como cabía esperar, con el incentivo de mostrar el primer encuentro de Matt con sus más celebrados personajes, Chester, Seth, Dave y Trish, así como sus primeras y más concluyentes aproximaciones al sexo, la pornografía, la escatología y la educación católica.

JOANN SFAR
, Aspirina

22 x 24 cm. 224 págs. Color.

Continuación y conclusión de Vampir, completando así una de las series más celebradas de Joann Sfar –no en vano entró en la lista de best-sellers de The New York Times en su edición norteamericana–, Aspirina vuelve a girar en torno a las andanzas amorosas del vampiro Fernand, la confusa e intrigante lolita emo Aspirina y sus otros colegas de ultratumba. Siempre con un tono romántico y humorístico de fondo, Joann Sfar ha terminado por elevar a sus personajes a la categoría de estrellas, incluyéndolos en una exitosa serie de novelas para adultos o creando una saga paralela de cómics infantiles que cuenta incluso con su serie de animación propia. En Vampir y Aspirina confluye la mayor parte de la nómina de seres de leyenda creados por Sfar, quien habitualmente utiliza sus historias de sesgo fantástico para tratar con tanta ligereza como profundidad temas como el judaísmo y su herencia, el deseo y la sensualidad, el amor y la pérdida, el dolor y la alegría de vivir.



Exlibris Sócrates

Exlibris Sócrates

Exlibris firmado y numerado por Christophe Blain para el libro Sócrates. Edición limitada de 300 ejemplares que se ofrecen gratuitamente a los compradores del libro a través de esta página web hasta fin de existencias.

 

 

Septiembre de 2018
Edición de 250 ejemplares
148 x 210 mm
0 €
DISPONIBLE

Avance de novedades 2014-2015

¡Alegría! Es el momento de compartir algunas de las novedades previstas para el último trimestre de 2014 y el primero de 2015 en casa Pimentel, que también es la suya.

CÓMIC                                                                                                        

JOANN SFAR
, L'Amour (El amor sin amor)

22 x 24 cm. 228 págs. Tapa dura. Color. Octubre 2014.

Continuación y conclusión de Vampir, completando así una de las series más celebradas de Joann Sfar –no en vano entró en la lista de bestsellers del New York Times en su edición norteamericana–, L'Amour vuelve a girar en torno a las andanzas amorosas del vampiro Fernand, la intrigante lolita Aspirina y sus otros colegas de ultratumba. Sfar dobla la apuesta de Vampir, introduce a nuevos y carismáticos personajes y los aboca a todos al paroxismo amatorio. Con un tono romántico y humorístico, Joann Sfar utiliza sus historias de sesgo fantástico para tratar con tanta ligereza como profundidad temas como el judaísmo y su herencia, el deseo y la sensualidad, el amor y su pérdida, el dolor y la alegría de vivir.



OLIVIER SCHRAUWEN,
 Arsène Schrauwen II

22 x 26,5 cm. 72 págs. Rústica con sobrecubierta. Bitono naranja y azul. Noviembre 2014.

Olivier Schrawen (Brujas, 1977) es uno de los grandes valores del cómic contemporáneo, y Arséne Schrauwen su trabajo más accesible y ambicioso. Si en el primer volumen participábamos del viaje del abuelo Arsène al Congo belga, un viaje lleno de sombras, descubrimientos y pasiones sobrevenidas, en este segundo asistimos a la terrible confirmación de todos ellos. Con un estilo cerebral que no renuncia al humor y a la emoción, el autor de El hombre que se dejó crecer la barba y Mowgli en el espejo alcanza aquí el ecuador de su trilogía, abriendo de nuevo sendas inexploradas en la percepción de lo fantástico y reformulando el cómic más clásico para alcanzar una armonía insólita entre la vanguardia gráfica más osada y el sabor imperecedero de los clásicos de aventuras. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

JULIE DOUCET
, Cómics 1986–1993

JULIE DOUCET
, Cómics 1994–2010

17 x 24 cm. 272 págs. Tapa dura. B/N. Los primeros 150 ejs. incluyen un exlibris firmado y numerado por el autor.

Tomo 1: Noviembre 2014. Tomo 2: Marzo 2015.

Ferocidad e inocencia, actitud punk y costumbrismo, decenas de sueños trasgresores y retazos de vida adolescente en toda su crudeza. Todo eso y mucho más se da cita en dos volúmenes esenciales que reúnen todos los cómics (muchos de ellos inéditos) realizados por la autora canadiense a lo largo de toda su carrera. Figura fundamental para entender el trabajo de varias generaciones de autores de todo el mundo, de Joe Matt a Sammy Harkham, de Michel Rabagliati a Powerpaola, de Chester Brown a Marjane Satrapi han reconocido la influencia fundamental de la Doucet en su obra. En Fulgencio estamos locos de gozo porque Julie Doucet también cambió nuestra forma de leer tebeos, y ahora por fin podemos presentar todos los suyos en una edición completa y cronológica. Hablamos de cómics de importancia artística e histórica, que brillan con luz propia entre los de sus contemporaneos y que seguirán influyendo a nuevas generaciones de autores y autoras en años venideros.

(Cubierta provisional)

GERARD LAUZIER, Las cosas de la vida

23,5x 32 cm. 296 págs. Tapa dura. Color. Noviembre 2014.

"Lauzier sería capaz de pensar mal en medio de una corte de arcángeles". –René Goscinny

El hombre que escribió "Detesto ver a los jóvenes felices" es sin duda nuestro hombre. Ningún otro autor ha retratado con tanta ironía y ferocidad el mundo, riéndose de nosotros en cada una de sus páginas, con elegancia inigualable, sin compasión y de forma equitativa, porque nos odió a todos por igual. Las cosas de la vida presenta en un solo volumen la colección completa de sus Tranches de vie, aportando los capítulos que fueron expurgados de su edición española y permanecían aún inéditos en nuestro país. Los cuatro puntos cardinales de su narrativa –la lucha de clases, la guerra de los sexos, la crisis narcisista de la adolescencia y la crisis inclemente de la madurez– se unen para edificar una biblia del Mal que permanece hoy más vigente que nunca, azote de miserables e hipócritas de todo signo y condición.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

(Cubierta provisional)

MIRENA OSSORNO, Sensación de vivir

64 págs. B/N. Diciembre 2014.

A nosotros nos conquistó con una breve historieta publicada en la revista online Tik-Tok, pero Mirena Ossorno (Denia, 1987) lleva media década diseñando carteles, libros y discos, embarcada en proyectos de autoedición como Sueño Samoano y Bulbasaur (este último junto a Andrea Alvarado y Blanca Miró) y colaborando en multitud de otras iniciativas, como el primer número de la revista monográfica GONG, que ha protagonizado íntegramente con sus magníficos patrones. Palabras mayores, Sensación de vivir es su primer cómic largo, una comedia urbana con ingredientes de tragedia, crimen y romance cuyas esencias enlazan directamente con el imaginario artístico que la Ossorno ha ido desplegando en su obra precedente, tan influido por el cine, la música y la moda como por el cómic y la ilustración. En su estilización, salpicada de diálogos desapasionados y vocacionalmente frívolos, Mirena nos habla de un aquí y un ahora absolutamente personales y no por ello menos reconocibles, un ethos formado tanto por dudas, inseguridades y estrecheces como por bares, scooters y pruebas de embarazo.

 

ANDREA PAZIENZA, Zanardi

20 x 26,5 cm. 128 págs. Color y B/N. Diciembre 2014.

ANDREA PAZIENZA, Pompeo

20 x 26,5 cm. 128 págs. B/N. Abril 2014.

Veinticinco años después de su muerte, el culto alrededor de la figura de Andrea Pazienza sigue extendiéndose de manera constante en el arte, la música, el cine y la literatura de su Italia natal, mientras su nombre empieza a sonar cada vez más insistentemente fuera de sus fronteras. Pazienza dejó tras de sí un legado que aún hoy impacta por su brutalidad, su sensibilidad y su lirismo. Prolífico hasta lo inverosímil, su talento innato para el dibujo y su oído para capturar la esencia de la calle le convierten en uno de los mayores narradores gráficos de todos los tiempos. En Zanardi, una de sus obras más conocidas e influyentes, Pazienza retrata a toda una generación de jóvenes amorales y hedonistas, sofocada por un entorno asfixiante que sentimos asombrosamente cercano al actual. Pompeo, novela gráfica definitiva de su autor, es la crónica autobiográfica de su decadencia y uno de los libros más personales de la década de los 80. Para nosotros es un honor iniciar con estos dos títulos la publicación de los tebeos de Andrea Pazienza, uno de nuestros autores fetiche más leídos y admirados.

SIMON HANSELMANN, Bahía de San Búho

  

20 x 26,5 cm. 176 págs. Color. Los primeros 150 ejs. incluyen un exlibris firmado y numerado por el autor. Enero 2015.

Simon Hanselmann se ha convertido en un fenómeno dentro del cómic independiente mundial y en Fulgencio estamos orgullosos de haber publicado, de lejos, la colección más completa y exhaustiva de sus cómics hasta la fecha. Bahía de San Búho cumple con creces lo que promete y cierra el círculo narrativo iniciado en Hechizo total de forma magistral. Las aventuras de Megg, Mogg & Owl entran en una nueva fase que dejará a los seguidores de la sitcom australiana con la boca abierta, conducidos de nuevo por una senda de sadismo, romanticismo, toxicidad y vacío hasta desembocar en un desenlace final inesperado y, por una vez, lleno de esperanza. 

JOE MATT, Peepshow. El diario en tebeos de Joe Matt

Cómic-epílogo de Seth. 22 x 29 cm. 108 págs. Tapa dura. Color. Marzo 2015.

Respondiendo a algunos lectores, queremos aclarar de entrada que este Peepshow no es el mismo que serializó con el mismo nombre La Factoría de Ideas allá por el 2000, y luego publicó en un solo tomo Ediciones La Cúpula con el título de Pobre cabrón, sino que corresponde a su verdadero primer libro, inédito en España, que recoge la fase inicial de su producción. Riquísimo en anécdotas, revelador hasta en los más bochornosos detalles, nuestro Peepshow resulta tan hilarante y brutal como cabía esperar, con el incentivo de mostrar el primer encuentro de Matt con sus más celebrados personajes de la vida real: su paciente novia Trish, su amigo de la infancia Dave y sus célebres colegas Chester Brown y Seth. Asistiremos también a las primeras y más concluyentes aproximaciones del ídolo a los polos sobre los que en lo sucesivo giraría su trabajo: el dinero, la educación católica, la escatología, el coleccionismo y la pornografía. Un retrato despiadado de sí mismo, potenciado por su extraordinario dominio de la narración, que dará lugar a situaciones tan cómicas como aberrantes, manteniendo vivo un culto que hace mucho excedió los límites del tebeo underground. 

***

El primer trimestre de 2015 verá también la aparición de cómics de SethOlivier Schrauwen, Tadao Tsuge y Bendik Kaltenborn, a los que seguirán muy pronto títulos de Michael DeForge, Los Bravú y Johnny Ryan, junto a una nueva antología de la casa.

 

INFANTIL                                                                                                   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VÍCTOR COYOTE, Tío Budo

24 x 29 cm. Tapa dura. 48 págs. Color.

¿Será posible que estemos frente a la primera saga infantil dirigida exclusivamente a sobrinos de todas las edades? ¿Puede un tío ser un tío completo sin conocer los trucos que esconde este álbum magistral? Víctor Coyote, nacido Víctor Aparicio Abundancia (Tui, 1958), es una leyenda de La Movida madrileña, en la que participó de forma determinante con su grupo Los Coyotes. Si la música ha sido a ojos de muchos el pilar de su producción, Víctor ha cultivado desde siempre disciplinas como la narrativa, la pintura, el cómic, el diseño gráfico, la radio y el cine. Prueba de su inquietud es este primer y exquisito Tío Budo, su primera incursión en solitario en el cuento infantil, en la que demuestra una vez más que su talento desborda cualquier encasillamiento. Como regalo definitivo, tras el maravilloso cuento titular, el asombroso Manual del perfecto tío revelará al entregado lector todos los trucos y secretos necesarios para ser el tío modélico que todo sobrino merece.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ATAK, Mundo loco

24,5 x 30,5 cm. Tapa dura. 28 págs. Color. Octubre 2014.

Enmarcado en la amplia tradición de libros infantiles del "mundo al revés", Mundo loco desvela el caleidoscópico y divertido universo del reconocido artista alemán ATAK, alias artístico de George Barber (Frankfurt, 1967), referente permanente del comic underground y el arte de vanguardia alemanes de las últimas décadas. Sin palabras, preciosista y provocador, sencillo en la superficie pero preñado de detalles y referencias de la cultura popular para redescubrir en cada lectura, Mundo loco es un tesoro inagotable, un divertimento anárquico y, por supuesto, un filón educativo.

ESTERHAZY
Irene Dische & Hans Magnus Enzensberger

Ilustraciones de Michael Sowa. Tapa dura. 34 págs. Color. Noviembre 2014.

Coincidiendo con el 25º aniversario de la caída del Muro de Berlín, nadie mejor que el maestro de las letras alemanas y premio Príncipe de Asturias Hans Magnus Enzensberger para fabular ese momento crucial de la Historia contemporánea, en el que él mismo participó de forma determinante. Pero Esterhazy es más: es dos libros en uno. Por un lado, los niños encontrarán una fábula en la mejor tradición clásica acerca de las tribulaciones de un conejo soltero a ambos lados del Muro; por el otro, los adultos leerán una ácida crítica al proceso de reunificación alemán y una sátira sobre muchos de los clichés que penden aún sobre el confuso maremágnum centroeuropeo. Para redondear el conjunto, las mágníficas ilustraciones de Michael Sowa, recordado sobre todo por sus portadas para el semanario The New Yorker y sus lienzos para la película Amélie.

 

LETRAS                                                                                                   
 

LUIS CARLOS LÓPEZ, Hongos de la riba

Colección Poesía. 15 x 21 cm. 176 págs. Noviembre 2014.

Poeta de la provincia y de la burla, único, melancólico y genial, Luis Carlos López (Cartagena de Indias, 1879–1950) protagonizó una epopeya en solitario sin parangón en la tradición poética hispanoamericana del siglo XX. Tras su muerte, su figura no hizo sino agrandarse, culto que ha permanecido hasta nuestros días. Pero fue en fecha tan temprana como 1961 que su obra conoció una antología en la Unión Soviética, prologada y traducida por Ovadi Savich e ilustrada por Yuri Krasny. Esa es, cumpliendo un viejo deseo, la antología que nosotros volvemos a verter al español, respetando tanto la selección como los textos originales, sin olvidar las bellísimas xilografías de Krasny.

PAULINO LORENZO, Las manzanas de oro

Colección Poesía. Solapas de Manuel Díaz Martínez. 10 x 21 cm. 48 págs. Noviembre 2014. 

Autor de la plaquette Ganas de hablar (AMG, Cuadernos de la Selva Profunda, 1997) y de los libros de poesía Devoción privada (Premio Antonio Carvajal, Hiperión, 1999) y Monedas en el agua (Pre-Textos, 2007), Paulino Lorenzo (Logroño, 1975) es sin duda alguna, para quienes componemos esta editorial, el mejor poeta español de su generación. Más por extemporaneo que por periférico, Lorenzo permanecerá como poeta casi secreto para hacer de su lectura un placer aun más hondo y soleado. Esta pequeña colección de versos, dedicada íntegramente a sus hijos Manuela y Darío, sobresale como un diamante engastado dentro una tradición milenaria que tuvo al vástago por genio inspirador y que, entre William Butler Yeats y Baldomero Fernández Moreno, encuentra en Paulino a su más delicado y riente cómplice.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
GYÖRGY FALUDY
, Días felices en el infierno

Edición y traducción de Alfonso Martínez Galilea.

Colección Pepitas & Pimentel. 15 x 21 cm. Rústica con sobrecubierta. 624 págs. Noviembre 2014

La obra maestra del poeta, periodista, traductor y enfant terrible de las letras húngaras del siglo XX György Faludy (Budapest, 1910-2006) es el relato trepidante de quince años en la biografía del autor, que comprenden desde su huida de Hungría (perseguido por el gobierno filonazi) a finales de 1938, hasta su salida del campo de trabajos forzados de Recsk en 1953, donde había sido internado cuatro años antes entre los miles de detenidos a raíz del proceso a Lazsló Rajk, bautismo de sangre del estalinismo húngaro. Editado en inglés en 1962, Philip Toynbee saludó su aparición asegurando que Faludy era «el tipo de persona que todos hubiéramos querido ser, aparte de nosotros mismos». Es obvio que el crítico inglés no se refería al pormenor biográfico de la historia, cuya naturaleza dramática o directamente trágica es difícil ignorar, sino a la actitud vitalista, desinhibida e irónica con que el narrador, el personaje Faludy, encara y afronta los acontecimientos más complejos y las situaciones más deprimentes. Más allá de su interés histórico, como crónica documental del «socialismo real» y como texto pionero de la «literatura del Gulag», el libro es el testimonio de una irrepetible aventura intelectual, aparte de contener, sabia y elegantemente administrados, elementos de todos los géneros y subgéneros literarios. La poesía, la economía política, el erotismo, la historia antigua, el humor, las aventuras, los sueños, el espionaje y el horror se dan cita en ella para componer un relato animado y vivo, poblado de personajes inolvidables y episodios insólitos, que frecuentemente ponen a prueba nuestra credulidad o nuestra capacidad de sorpresa, y que confluyen para dar cuerpo de obra maestra a esa «celebración del triunfo del espíritu humano» que es, en palabras de Thomas Orzság-Land, Días felices en el infierno.

 

 

 

 

 

 

 

 

Joann Sfar

Joann Sfar

Joann Sfar (Niza, 1971) es un prolífico dibujante y guionista de cómic, conocido especialmente por ser coescritor de los numerosos álbumes de la serie La mazmorra y autor en solitario de gran cantidad de cómics y series, entre las que se encuentran El gato del rabino, Klezmer, Profesor Bell y Gran Vampir. También dirigió la película Gainsbourg vida de un héroe (2010) y la adaptación al cine de animación de su cómic El gato del rabino.

Erudito, interesado en diversas culturas e ideas, Joann Sfar ha desarrollado una obra sorprendentemente extensa y atractiva que ha llamado la atención de lectores ajenos al cómic tradicional.

 

Distribuir contenido