Simon Hanselmann

Libros para un confinamiento (X)

Libros para un confinamiento (X)

Libros para un confinamiento (X)

UN HALLOWEEN EN PRIMAVERA

 

Ya llega mayo —alegre y refranero por naturaleza— y con él el recuerdo de una frase pronunciada por el presidente del Gobierno la noche del sábado 14 de marzo: «quedan suspendidos los desfiles, las fiestas populares y las verbenas». Con esa oración, que inauguraba los primeros quince días de estado de alarma, se nos condenaba a una tristeza irreparable y por adelantado. Se nos arrebataba lo que ni siquiera habíamos comenzado a imaginar porque uno en marzo aún está empezando a vivir, haciendo acopio de lo poco recolectado tras la cuesta de enero —en primavera llega el tiempo de la cigarra—. Hasta ahora el clima, quizás tras un acuerdo tácito, parecía también pandémico porque en la Costa del Sol no se ha visto una primavera más nublada, en Madrid incluso nevó a finales de marzo y por el norte han tenido por momentos mejor tiempo que en el sur, por lo que la situación era desconcertante para toda la nación. Ahora no tenemos cuerpo para Corpus, para las Fiestas Mayores de Almansa o para el mayo cordobés, en cambio el Día Mundial de la Higiene de las Manos (5 de mayo) se sabe más que celebrado. Es así como nos encontramos en un Halloween perpetuo, disfrazados con chándal y zapatillas de estar por casa, tapándonos los ojos con cojines ante una realidad que se soporta a ratos y entonando el «truco o trato» con nosotros mismos por no poder llamar siquiera a la puerta del vecino. ¿Broma o golosina? Nos gustaría que todo esto fuera en realidad lo primero, pero a juzgar por lo que estamos comprando en el supermercado, la respuesta es clara.

Qué extraños, sin embargo, estos días de horrores con noches cada vez más cortas, pero no por ello menos noches, con todo lo que entrañan. Es entonces cuando, tumbados en la cama, parece que fuese un día como otro cualquiera. Sin virus de por medio. Es ese el único momento en el que todo permanece imperturbable: este cuarto es el mismo que el de hace unos meses y a estas horas la gente está durmiendo como siempre. Nada, o casi, cambia por las noches. Siguen siendo, como es sabido, terreno abonado para las criaturas del más allá (también hay noctámbulos del más acá, pero ahora están confinados). Y con esto del encierro, entre el desorden de horarios y el miedo al bicho, a algunos peques les está costando dormir. No hay mejor forma de hacer frente a sus pavores que animarles a leer Ser un fantasma es lo mejor, de Antonio Ladrillo. Los espíritus forman parte de nuestras primeras pesadillas, pero en este libro en el que la pureza y sencillez de Ladrillo vuelven a poseernos, descubrirán que los fantasmas son entes sonrientes que, a decir verdad, tienen mucha suerte: pueden volar por ahí, comer arañas y bailar mientras todos duermen. La mejor arma contra las historias de terror —cuando no nos apetece pasar miedo— es este libro repleto de magia y humor, porque el fantasma también es un niño capaz de encontrar alegría en todas partes.

Pero las noches no son solo territorio de los fantasmas. También la pueblan otros seres a los que siempre nos han presentado desde el terror. Por eso, es hora de conocer —si ustedes no lo han hecho ya— al Pequeño Vampir, que no es otro que Fernand, el Vampir de Joann Sfar. «¡Mimimi, pero si los vampiros no crecen!». Pues claro que no, pero sí decrecen. Son estas las historias recopiladas de un Fernand niño, tan cansado de las penurias de la adultez que pide volver a la infancia junto a su inseparable perro Fantomate, su amigo Miguel —trasunto del autor—, su mamá Pandora, el escatológico e inocente Margarito, el sanguinario cocodrilo Claudio, el terrible Capitán de los Muertos y otros inolvidables personajes junto a los que protagoniza mil andanzas. Aunque este es el tomo de la saga Vampir especialmente indicado para niños, también a los más mayores se nos antoja irresistible por el desenfado y el continuo juego con el que resuelve Sfar todos los argumentos, capaz de despertar en nosotros el lado más liberador de la infancia viviendo una aventura tras otra, no exentas de un humor gamberro y afilado ni de referencias literarias, religiosas y filosóficas.

Una vez que nos hemos familiarizado con fantasmas, vampiros y demás criaturas del averno, toca reconciliarnos y reconocer de una vez por todas nuestra deuda con las brujas. Seguramente, Tania Berta Judith nos dirá que hay mucho más, y acaso nos riña un poquito, pero para nosotros la magia es una cuestión de fe, y nosotros, gentes con tendencia a la risa floja, escéptica de nacimiento, creemos en lo enigmático y en el arte como una de las fuentes más hondas del misterio. Su Libro de la magia blanca, especialmente dirigido a adolescentes a partir de diez años con ganas de soñar y de aprender, nos introduce de manera práctica en el juego de la magia, a saber: nos enseña a fabricar talismanes, amuletos, atrapasueños; a realizar conjuros amorosos que nos vuelvan fascinantes para el guapo de la clase; a desentrañar los recovecos de nuestra mente a través de la escritura automática, a utilizar las runas y a leer e interpretar los posos de té, los oráculos y las líneas de la mano; a elaborar nuestra propia muñeca quitapenas, nuestros propios inciensos, velas, cojines aromáticos y perfumes mágicos. Y sobre todo —muy importante— nos dice de dónde sale todo eso, de qué folclores, países, culturas y tribus proceden estos saberes que durante tantos siglos han sido perseguidos. La magia (nuestra magia pequeñita y llena de pasión por el juego y el encuentro) puede servirnos hoy para comprender mejor el mundo que nos rodea y para alcanzar una armonía con él, para conocernos mejor a nosotros mismos y para reunirnos y bebernos unas pociones o hasta echarnos las cartas, cuando llegue al soñado día de volver a arrejuntarnos.

Por último, tenemos una recomendación no apta para chiquillos pero obligatoria para ustedes que nos leen, pues sabemos que Halloween no es solo cosa de niños y que nos faltan excusas para abrazar otros jolgorios: Hail Satan!, de Simon Hanselmann, un episodio único, casi un piloto de la mejor sitcom de todos los tiempos. Cada año descubrimos que más y más corderos del Señor se disfrazan de Megg y Mogg por Halloween, lo que demuestra que la obra de Simon va calando hondo en sus corazones. La verdad es que lo tienen fácil, siendo los protagonistas una bruja, un gato negro, un búho, un hombre lobo, un nigromante y un monstruo del pantano. Antes de El mal camino, Hail Satan! fue la primera entrega larga de nuestros Megg & Mogg, la carrera cuesta abajo, el descalabro para aterrizar en una Melancolía ya insoportable. Si en Bahía de San Búho se perfilaban las complejidades de las relaciones entre los protagonistas, aquí alcanzan insospechados niveles de furia y dramatismo. Y todo, o casi todo, dentro de casa.

Otras historias de fantasmas:

Para niños:

Mvsevm, de Manuel Marsol y Javier Sáez Castán (álbum ilustrado)
Yokai, de Manuel Marsol y Carmen Chica (álbum ilustrado)
Semillas de monstruo, Eiji Otsuka e Hirarin (álbum ilustrado)
El rey escualo, de R. Kikuo Johnson (cómic)

Para adultos:

Vampir, de Joann Sfar (cómic)
Las niñas prodigio, de Sabina Urraca
L’amour, de Joann Sfar (cómic)
Más español que americano, de Jaime Jaramillo Escobar (poesía)

Libros para un confinamiento (VII)

Libros para un confinamiento (VII)

Libros para un confinamiento (VII)

EL AMOR ATRAVESADO

 

Veníamos a hablar del amor y de cómo anticipar las terribles consecuencias de verse recluido/a con el ser amado en el limitado espacio de una vivienda conyugal. Pues de todas las situaciones en que el confinamiento ha puesto nuestro delicado equilibrio amoroso (alejamiento temporal, cuarentena dentro del mismo domicilio, promiscuidad online, parafilias espontáneas, aumento de azúcar en sangre, castración voluntaria por sobreexposición en redes, celibato a sumar al permanente celibato, regreso al WC como templo masturbatorio), no se nos ocurre ninguna tan alarmante como la mera convivencia 24/24 con él, con ella, con elle.

Es entonces cuando, en el ánimo de documentarnos, encontramos esta maravilla, publicada en La Razón hace escasos días:

28.03.2020. Coronavirus: ¿Debemos evitar los besos y el sexo oral?

 

(…) «Lo primero que debe saber es que si su pareja o usted tienen el coronavirus, el mejor consejo es evitar las relaciones sexuales. En personas asintomáticas, sin antecedentes de exposición o que han dado negativo en el test, el sexo con precauciones puede ser una forma de aliviar la ansiedad ante una situación de confinamiento que genera mucho estrés. En cualquier caso, hay una serie de medidas que debes tener en cuenta a la hora de practicar sexo:

 

1.     Evitar los besos durante las relaciones sexuales

2.     El virus puede transmitirse a través de las heces, por lo que se recomienda evitar la práctica sexual oral-anal

3.     No existen pruebas de que el virus esté en los fluidos vaginales o en el semen

4.     Evitar el contacto sexual con personas que no sean de convivencia diaria

5.     Si tiene relaciones con su pareja, intente posturas en las que una de las personas le da la espalda al otro

6.     El sexo online, los videochats, la masturbación o el sexting son buenas opciones

7.     Lavarse las manos antes y después del coito es fundamental

8.     Evite las relaciones sexuales si su pareja no se encuentra bien

9.     Si su pareja tiene alguna enfermedad significativa que pueda empeorar por la infección del COVID-19, evite tener relaciones sexuales». (…)

 

¿Qué añadir a esto, salvo que nos han leído la mente? ¿Completaríamos el decálogo con un «Evite mirar a los ojos a su pareja durante el coito»? No, está perfecto como está. La realidad del amor en estas circunstancias es, una de dos: negarlo, como en el diario citado, o muy al contrario, que el amor lo permee todo, que lo moje todo, haciendo de nuestra reclusión la capilla a la que hace alusión el texto de trasera de esa Biblia que es Ser amadode Javier Lozano. Distinguido por el Puchi Award 2018, el obrón de Javier Lozano es un cómic poliédrico en el que abundan las peores escenas de cama, léase relatos de la indiferencia del otro, o del sexo caído en desgracia, o revisiones del clásico entre los cásicos, el funesto «tenemos que hablar». Pero a menudo también se encarna en sus páginas el buen amor, el generoso, el liberador, ya dure un suspiro o toda la eternidad, ya sea amor al perro, a la hermana, al señor peludo. En todos los casos, sus relatos llegan a nosotros engarzados en un tapiz, o mejor, en una vidriera, como una interminable secuencia de historias dentro de historias, donde sueño y vigilia se entremezclan. Igual que en nuestras pobres almas.

Hablamos del amor «atravesado» porque todo amor lo está. Primero, atravesado se ha en nuestro camino. Después, atravesado por una flecha, atravesado por pruebas inimaginables, atravesado como un hueso de aceituna. O atravesado para siempre por culpa de una cuarentena. Innegable señal de que algo va mal es que su pareja de usted, habiéndose usted afeitado previamente el ano y untado en él un poco de melaza, no reprima un gesto de hastío. Lo aprendimos en Melancolíade Simon Hanselmann, la narración en detalle del declive sentimental de Megg & Mogg y quizás el tomo más terrible de la serie. Estos días, Simon Hanselmann suma miles de seguidores para la sitcom con las páginas dedicadas a la pandemia que dibuja y publica cada día en tiempo real en su cuenta de Instagram. Es bonito saber que al menos Werewolf Jones ha sacado algo en claro de todo esto.

Llegado el caso podemos aventurar lo que nos espera con lo narrado en Novela naturalde Gueorgui Gospodínov. Crónica de un divorcio sosito, desdoblada en tres novelas paralelas que a su vez protagonizan otras tres identidades que comparten el mismo nombre, Novela natural fue también el libro que convirtió a Gospodínov en el autor más leído y premiado de su país, para ser superado unos años más tarde por su siguiente novela, Física de la tristeza. Repleto de digresiones marca de la casa, ustedes podrán leerlo en un suspiro, cerrar los ojos y esperar a que sobrevenga el caos en sus cabezas. «Pues del caos llegará el llamado» (Efesios 3:1-13).

En verdad, el amor es un lío grande y, como le sucede al arte, no existen dos personas sobre la tierra que puedan definirlo de la misma forma. De modo que quizá deberíamos dejar de llamar «amor» a lo que sucede entre nuestras cuatro paredes y llamarlo, por ejemplo, «festival». Y si regresamos a nuestro decálogo, veremos que podemos prescindir de casi todo lo relacionado con su puesta en escena. Si en algo insiste el querido diario La Razón, llamando siempre a la prudencia, es en señalar el beso como origen de todos los males. Sean considerados, usen mejor el colmillo. Uno solo, como Fernand, el vampiro protagonista de L'Amour, de Joann Sfar. Muy pronto, si nos deja el fin de los tiempos, reeditaremos L’Amour, porque lo contrario sería una crueldad y porque es posiblemente el volumen más divertido y vibrante de toda la saga, que describimos en su día como una «fábula moderna sobre lo humano y lo inhumano, sobre los rigores del amor y las servidumbres del deseo, sobre las huellas de la intolerancia y la dicha de la amistad compartida». Esto último sí que estamos seguros de que es amor: la amistad compartida. Lo demás es una guarrada. Que nos gusta, a qué negarlo, y nos idiotiza, y quemaremos el parlamento por él, y nos inmolaremos en él, con una sonrisa en la boca, además.

 

Otros romances espinosos:

El hijo del legionario, de Aitor Sarabia (álbum ilustrado)
El mal camino, de Simon Hanselmann (cómic)
Paciencia, de Daniel Clowes (cómic)
Paul va a trabajar este verano, de Michel Rabagliati (cómic)
Retiro, de Serguéi Dovlátov (narrativa)
Un verano en las dunas, de Seth (cómic)
Vampir, de Joann Sfar (cómic)
Ética para Julia, de Ricardo Díaz Peris (manual)
Hongos de la riba, de Luis Carlos López (poesía)
Las cosas de la vida, de Gérard Lauzier  (cómic)
Las niñas prodigio, de Sabina Urraca (narrativa)
Para cantar a solas, de José Ramo (poesía)
Arsène Schrauwen, de Olivier Schrauwen (cómic)
Cuartel de los dragones, de Ion Negoițescu (narrativa)
Y un eterno etcétera.

 

El mal camino

El mal camino

Búho se ha marchado. En su lugar solo hay carestía, bajona sentimental, subsidios estatales, entrevistas de trabajo, chem sex, casas de empeño, malas cosechas, terapeutas en crisis, amores imposibles, familias desestructuradas y flashbacks adolescentes. El mal camino es, como su nombre indica, un libro de transición, un catálogo de malas decisiones y una caída libre hacia la catástrofe. Pero Hanselmann sabe convertir todo eso en una obra maestra. Bienvenidos a la nueva temporada de la sitcom de la década. 

Los primeros 300 ejemplares se acompañan de un exlibris gratuito y firmado por Simon Hanselmann, disponible en esta página web hasta fin de existencias.

EXLIBRIS AGOTADO

Esta web cobra 1 € de gastos de envío, independiente del número de artículos. 
Urgente (certificado): 5 € | EU (non-registered): 6 € | Non-EU: (non-reg): 15 €

Junio 2019
Cartoné. 17 x 24 cm.
176 págs. Color.
978-84-17617-02-8
24,95 €

Exlibris Melancolía

Exlibris Melancolía

Exlibris firmado por Simon Hanselmann en Seattle, EE.UU, para Melancolía. Impreso en cartulina Conqueror de 300 g. y numerado/tuneado por los editores con un surtido de emojis en Logroño, España en agosto de 2016. Edición limitada de 250 ejemplares que se ofrecen gratuitamente a los suscriptores y compradores del libro a través de esta página web hasta fin de existencias.

 

 

Septiembre de 2016
Edición de 250 ejemplares
111 x 154 mm
0 €
AGOTADO

Hail Satan!

Hail Satan!

Cuando intento "convertir" a los no lectores de cómics, les dejo un ejemplar de Megg, Mogg y Búho. Simon Hanselmann es un maestro contando historias divertidas de ritmo vertiginoso y espléndidamente dibujadas. En serio, si no te gusta Megg, Mogg y Búho, espero que te mueras de una puta vez como el imbécil que eres.

–Nick Gazin, VICE

Simon Hanselmann firma con Hail Satan! la historia de Megg, Mogg & Búho más larga hasta la fecha, una comedia tóxica de situación que deriva de forma magistral hacia el drama íntimo y donde las ya de por sí tensas y complejas relaciones entre los protagonistas alcanzan insospechados niveles de furia y dramatismo. Hanselmann vuelve a desnudarse a través de las personalidades de Megg, Mogg, Búho y Werewolf Jones, tan vulnerables e inmaduros como siempre, pero también cubiertos de cicatrices y rebosantes de sensibilidad. Gracias a la desarmante facilidad del dibujante para retratar su propio entorno y sus circunstancias, el grito de guerra de este libro –"2015! Hail Satan!"– se convierte en la consigna llena de amor y miedo a la vida de este grupo de seres inolvidables. Dope comics. Un año más.

Cumpleaños · Confesiones en un árbol · Una crisis de identidad y otra de pareja · Una cura para la impotencia · Los cerdos · Brokeback Mountain · Gran final dramático.

Los primeros 250 ejemplares se acompañan de un exlibris gratuito, firmado y numerado por Simon Hanselmann, escogido al azar por una mano inocente entre dos modelos alternativos y numerados del 1 al 125.

EXLIBRIS AGOTADO.

Esta web cobra 1 € de gastos de envío, independiente del número de artículos. 
Urgente (certificado): 5 € | EU (non-registered): 6 € | Non-EU: (non-reg): 15 €

Marzo de 2016
Cartoné. 21 x 26 cm.
66 páginas. Color y bitono.
978-84-16167-33-3
16 €
Hail Satan!
Hail Satan!
Hail Satan!
Hail Satan!
Hail Satan!
Hail Satan!
Hail Satan!
Hail Satan!
Hail Satan!
Hail Satan!

Hechizo total (Ed.**Princesa**)

Hechizo total (Ed.**Princesa**)

Para mí lo mejor del año, el mejor cómic en varios años. (…) Se me hace demasiado complejo separar las virtudes intrínsecas de la obra del diálogo que plantea conmigo y con mi generación. Ser un texto generacional puede ser peligroso: podría reducirse a flor de un día. Pero algo me dice que eso no pasará con Hechizo total, sé que volveré una y otra vez al cómic del mismo modo que tengo que considerar amigos íntimos a personas que veo como mucho un par de veces al año. Lo que ha hecho Simon Hanselmann no tiene nombre, ha escrito el chiste más divertido y triste del mundo, un canto de esperanza para una juventud derrotada.

–BARTOLOMÉ FERNÁNDEZ GARCÍA. El lector bicéfalo

Esto es espíritu de la época en vena. Y sobacas moras. ¿Cómo no íbamos a adorarlo?

ELI J. WEREWOLFIE. El show de los hombres lobo

Megg es una bruja verde que comparte piso con Mogg, su novio gato, y Búho, lo que viene siendo un búho. Esta muchacha dedica su tiempo a ingerir alcohol y fumar sustancias estupefacientes en todas las maneras posibles. Mogg a su vez disfruta de las pequeñas cosas de la vida, como lamer el pompis a su amada o hacer música experimental con sus ronroneos. Búho es un ser totalmente lamentable, sobre todo por el hecho de que sus dos compañeros de casa están constantemente siendo buenas personas con él y, como un ejemplo entre muchos, violándole con sus amigos el día de su cumpleaños. ¡Más majos!

–VIOLETA GONZÁLEZ. Muéranse Cómics

Esta edición limitada y compuesta artesanalmente de 300 ejemplares incluye algunas ilustraciones adicionales, el set de pegatinas troqueladas –enriquecido para la ocasión– Life Fail Adults/Lluvia dorada, realizado por S. Hanselmann para El Gatosaurio (México), y el minicómic de 16 páginas Oldies.

HECHIZO TOTAL es la primera entrega de la serie en curso Megg, Mogg & Owl, una sitcom en forma de tebeo protagonizada por la bruja Megg, su gato Mogg y el búho Búho, sin olvidar personajes como el excesivo Werewolf Jones, el nigromante Mike y el monstruo asustaniños transexual Moco. A partir de aquí, la serie se centra en pequeños capítulos autoconclusivos en los que Simon Hanselmann va desarrollando una comedia generacional, luminosa y descreída a partes iguales, que irá convirtiéndose poco a poco en una fotografía apenas deformada del Zeitgeist contemporáneo.

Las tramas giran en torno a la vida cotidiana, repartida mayormente entre el sofá de su casa y los pasillos del centro comercial. Una convivencia, la de esta serie de personajes imposibles, marcada por las bromas pesadas, el consumo indiscriminado de drogas y el visionado maratoniano de series de televisión, sus únicas vías de escape ante una realidad frustrante. Por las fisuras del humor a veces cafre y a veces sutil, ocasionalmente cruel de Hanselmann, se filtra una sensibilidad única que invita al lector a decodificar una soterrada clave de miedo, depresión, confusión y abulia. La propia vida del autor no ha sido un camino de rosas y sus historias tienen más de autobiográfico de lo que aparentan. Él mismo ha manifestado que cada personaje de la serie representa un aspecto de su propia personalidad y varios de estos aspectos se reflejan en historias deprimentes y alucinadas protagonizadas por la bruja Megg, como contrapunto escalofriante al tono de comedia que impera en la serie. Hanselmann está convencido de padecer Asperger y Megg, Mogg & Owl es la terapia con la que recupera –y de paso nos obsequia– la alegría de vivir.

Ayudándose de un oído finísimo para los diálogos, un goteo constante de referencias de la cultura popular y una caracterización simple y aparentemente despreocupada, Simon Hanselmann dota de personalidad propia a unos personajes que se convierten en auténticos clásicos desde las primeras páginas. Simon Hanselmann es el descubrimiento de la década y esta serie está destinada a ser uno de los hitos que la definan en el cada vez más vasto mundo de los tebeos.

Esta web cobra 1 € de gastos de envío, independiente del número de artículos. 
Urgente (certificado): 5 € | EU (non-registered): 6 € | Non-EU: (non-reg): 15 €

Febrero 2015
Edición numerada
Cartoné. 190 x 265 mm
196 páginas. Color
978-84-16167-14-2
33 €
Hechizo total (Ed.**Princesa**)
Hechizo total (Ed.**Princesa**)
Hechizo total (Ed.**Princesa**)
Hechizo total (Ed.**Princesa**)
Hechizo total (Ed.**Princesa**)
Hechizo total (Ed.**Princesa**)
Hechizo total (Ed.**Princesa**)
Hechizo total (Ed.**Princesa**)
Hechizo total (Ed.**Princesa**)
Hechizo total (Ed.**Princesa**)
Hechizo total (Ed.**Princesa**)
Hechizo total (Ed.**Princesa**)
Hechizo total (Ed.**Princesa**)

Bahía de San Búho (Ed.**Princesa**)

Bahía de San Búho (Ed.**Princesa**)

Todas sus páginas son hermosas. Todos sus chistes son divertidos. Todos sus personajes son absolutamente gilipollas.

–NICK GAZIN

Simon Hanselmann retrata de un modo tan exacto esa rutina de colocarse todo el día sin salir de casa que encuentro sus cómics bastante jodidos y doy gracias de no tener que vérmelas con gente así nunca más. Sí, Hanselmann es "lo más".

–DANIEL CLOWES

La frescura con que Simon Hanselmann –él mismo, todo un personaje– plasma las aventuras de sus personajes no se puede impostar, y leerlo es como volver a leer un cómic por primera vez, cuando parecía que todas las posibilidades estaban ahí y solo había que descubrirlas.

–TONI BASCOY. Espantajería

Esta edición limitada y compuesta artesanalmente de 300 ejemplares incluye monerías, ilustraciones y fotografías adicionales, además de un minicómic anexo con una historieta inédita de 20 páginas: Hypnotic Midday Movie, un crossover de MM&O con sabor a Rainer Werner Fassbinder y apariciones estelares de Phil Elverum, Jerry Seinfeld, Cosmo Kramer, George Costanza, Michael Klim, Bart Simpson y Milhouse Van Houten.

Autor de un retrato extático y salvaje de su generación, Simon Hanselmann se ha convertido en un fenómeno internacional que excede con mucho las fronteras del cómic alternativo. En Fulgencio Pimentel estamos orgullosos de haber publicado, de lejos, la colección más completa y exhaustiva de su trabajo hasta la fecha. Bahía de San Búho incluye todas las páginas de la serie publicadas en inglés hasta la fecha –por cabeceras y editoriales como Fantagraphics, Space Face, The Believer y Floating World Comics– junto a la totalidad de su producción virtual para Vice hasta septiembre de 2014, completando así un todo uniforme que cierra el círculo narrativo iniciado en Hechizo total de manera majestuosa. Las andanzas de Megg, Mogg, Búho y WW Jones entran de esta forma en una nueva fase que dejará a los fieles de la sitcom australiana con la boca abierta, conducidos de nuevo por una senda de sadismo, romanticismo, toxicidad y vacío hasta desembocar en un desenlace final tan clásico como inesperado.

Los primeros ejemplares se acompañan de un exlibris gratuito, firmado y numerado especialmente por Simon Hanselmann para las dos ediciones disponibles de Bahía de San Búho, hasta fin de existencias.

Ex libris agotado.

Esta web cobra 1 € de gastos de envío, independiente del número de artículos. 
Urgente (certificado): 5 € | EU (non-registered): 6 € | Non-EU: (non-reg): 15 €

Febrero 2015
Edición numerada
Cartoné. 190 x 265 mm
200 páginas. Color
978-84-16167-13-5
33 €
Bahía de San Búho (Ed.**Princesa**)
Bahía de San Búho (Ed.**Princesa**)
Bahía de San Búho (Ed.**Princesa**)
Bahía de San Búho (Ed.**Princesa**)
Bahía de San Búho (Ed.**Princesa**)
Bahía de San Búho (Ed.**Princesa**)
Bahía de San Búho (Ed.**Princesa**)
Bahía de San Búho (Ed.**Princesa**)
Bahía de San Búho (Ed.**Princesa**)
Bahía de San Búho (Ed.**Princesa**)
Bahía de San Búho (Ed.**Princesa**)
Bahía de San Búho (Ed.**Princesa**)
Bahía de San Búho (Ed.**Princesa**)
Bahía de San Búho (Ed.**Princesa**)
Bahía de San Búho (Ed.**Princesa**)
Bahía de San Búho (Ed.**Princesa**)
Bahía de San Búho (Ed.**Princesa**)
Bahía de San Búho (Ed.**Princesa**)
Bahía de San Búho (Ed.**Princesa**)
Bahía de San Búho (Ed.**Princesa**)

Avance de novedades para 2014

bravu_cover

Adelantamos aquí algunas novedades previstas para el primer y segundo semestre de 2014. Entre ellas, el primer volumen de una ANTOLOGÍA de periodicidad incierta que reunirá a algunos de los autores de tebeos más interesantes del mundo (al menos, para quienes les hablan) de ayer, de hoy y de mañana con historias inéditas en nuestro país o, con mayor frecuencia todavía, inéditas a secas. La nómina de autores que incluirán los primeros volúmenes nos pone el alma virtualmente palote: hablamos de Max Baitinger, Los Bravú, Gabriel Corbera, Michael DeForge, Julie Doucet, Miguel Gallardo, Nacho García, Sindre Goksøyr, Simon Hanselmann, Sammy Harkham, HTML Flowers, Bendik Kaltenborn, Tommi Musturi, Andrea Pazienza, Rayco Pulido, Aapo Rapi, Gonzalo Rueda, Olivier Schrauwen, Dace Sietina, Marc Torices, Marko Turunen, Basil Wolverton y Jim Woodring, entre otros.  

La aparición del primer volumen de esta antología aún sin título definitivo está prevista para mayo de 2014, coincidiendo con la próxima edición del festival GRAF en Barcelona.

Además de nuestra antología, estos son algunos de los títulos previstos para 2014, más o menos en su orden de aparición. Tanto los títulos como las cubiertas son provisionales, por lo que agradeceríamos que fueran utilizados como tales; asimismo, las dimensiones y el número de páginas son solo aproximados:

OLIVIER SCHRAUWEN,
 Arsène Schrauwen

22 x 26,5 cm. 64 págs. Bitono naranja y azul. Los primeros 150 ejs. incluyen un exlibris firmado y numerado por el autor.

Olivier Schrawen (Brujas, 1977) es uno de los grandes valores del cómic europeo actual, como demuestran sus dos obras publicadas hasta la fecha en España, Mi pequeño y El hombre que se dejó crecer la barba. Si en aquellos trabajos hacía gala de un ánimo experimental y juguetón con el acento puesto en lo gráfico, Arsène Schrauwen deriva hacia lo literario en un relato infinitamente más personal que recuerda a títulos indelebles como El corazón de las tinieblas o Viaje al fin de la noche. Schrauwen narra la historia de su abuelo Arsène en un viaje a las colonias ambientado a mediados del siglo XX en el que se entremezclan noches tropicales, estaciones lluviosas, misteriosos indígenas y delirios alucinatorios con el descubrimiento del amor. Su trabajo más accesible, también el más conmovedor e impresionante, es este un título destinado a convertirse en uno de los tebeos de 2014. La serie completa de tres volúmenes será agrupada en una cajita o estuche que podrá adquirirse por separado o recibirse gratuitamente junto al último título de la serie en esta página web.

JULIE DOUCET
, The Complete Dirty Plotte

17 x 24 cm. 272 págs. Color y b/n. Los primeros 150 ejs. incluyen un exlibris firmado y numerado por el autor.

A lo largo de los años 80 y 90, Norteamérica vivió una explosión de tebeos autobiográficos que en buena medida es la base del cómic adulto producido hoy en día. De entre aquellos creadores destaca la figura de Julie Doucet (Montreal, 1965). Su Dirty Plotte –algo así como chochito sucio o chochito malhablado en una mezcla de inglés y argot québécois, cóctel que ocasionalmente se extendió también a sus historias– fue la serie que decidió el rumbo de Drawn & Quarterly, una de las editoriales de cómic de autor más importantes del mundo, y se convirtió en fuente de inspiración para innumerables dibujantes que, como Chester Brown o Sammy Harkham, la reconocen como una influencia decisiva en su obra. En Dirty Plotte, Doucet relata con naturalidad detalles sobre su vida ínitima, su epilepsia, sus escarceos con las drogas y sus propios progresos como artista. La obra de Doucet destaca hoy más que nunca por su frescura, su atrevimiento y su estilo inimitable. Junto a sus celebrados Mi diario de Nueva York y Si yo fuera hombre, esta edición completa de Dirty Plotte incluye gran cantidad de material inédito en nuestro país y tampoco recopilado antes en forma de libro en Norteamérica.




LOS BRAVÚ
, Toreromaus

21x 29 cm. 32 págs. B/N. Edición limitada, firmada y numerada.

Tras su pequeña puesta de largo con Introducción, nudo y desenlace, la nueva obra de Dea Gómez y Diego Omil, también conocidos como Los Bravú, vuelve a ser un arma cargada de futuro, con perdón. Imaginada con un ánimo mucho más narrativo que su predecesora, Toreromaus es ya un tebeo en toda regla en el que se entremezclan el flujo de conciencia de James Joyce y el esperpento de don Ramón María del Valle Inclán a través del prisma de la vanguardia gráfica. Un proteico y gallego carnaval es el escenario de esta no–historia cargadiña de retranca y nonsense que sin duda encierra una clave, y esa clave nos concierne. En Toreromaus, el hombre se trasmuta en bestia y los seres inanimados cobran vida, mientras sus delirantes páginas se nutren de ríos de ribeiro, licores espirituosos y meados que van a dar a la mar, que es el morir. 

 

SIMON HANSELMANN, Hechizo total

  

21 x 26,5 cm. 144 págs. Color. Los primeros 150 ejs. incluyen un exlibris firmado y numerado por el autor.

Simon Hanselmann (Launceston, 1981) es el gran fenómeno surgido de internet en los últimos años, un joven australiano de turbulenta historia familiar, grafómano empedernido, que a lo largo de esta serie nos irá mostrando cómo conviven en hilarante armonía la bruja Megg, el gato Mogg, el antropomorfo Búho y el indómito Werewolf Jones, personajes que podrían acabar convirtiéndose en un auténtico hito de la cultura pop de nuestros días. De sus venturas y desventuras, sobreviviendo a diversas crisis existenciales a base de gastarse bromas pesadas y consumir sustancias ilegales se nutren estas páginas, revelándose como un espejo fascinante de su generación. Este año habrá muy pocos tebeos tan turbadores y divertidos como este.

GABRIEL CORBERA, LO REZ

15 x 21,5 cm. 160 págs. B/N.

Militante de lo infinitamente baladre, extremo siempre en el fondo y en la forma, Gabriel Corbera (Sabadell, 1975) es un insulto viviente a lo acomodaticio que en su cada vez más frecuente producción gráfica ha definido una de las obras más radicalmente humorísticas y líricas del tebeo contemporáneo. Decimos esto conscientes de que los tebeos le importan a Corbera todo y nada, más o menos como a nosotros, y de que una sola página suya vale lo que todo el conjunto, algo que sirve para definirle tanto como para despachar la obra de feroces como Yoshikazu Ebisu, solitarios como Jerry Moriarty o clásicos absolutos como Ernie Bushmiller. Este LO REZ, sin embargo, agrupa toda su producción con la intención de convertirse en una obra en marcha. Algo así como acompañar al monje en uno de sus habituales paseos matinales por el parque. Páginas en fuga, petrificadas solo en apariencia, suma de delicadeza, brutalidad y pastiche, donde los antónimos conviven en inquietante armonía, modelo de maldad y santidad.

ANDREA PAZIENZA
, Zanardi

21 x 29 cm. 108 págs. B/N y color.

Aunque veinticinco años después de su muerte sigue siendo un desconocido en el ámbito internacional, Andrea Pazienza (San Bernardetto del Tronto, 1956–Montepulciano, 1988) ocupa un espacio permanente en los diarios más importantes de su país, mientras el culto alrededor de su figura sigue extendiéndose de manera constante en el cine, el arte, la música y la literatura italianas del nuevo milenio. Andrea Pazienza dejó tras de sí un legado virtuoso y ecléctico que aún hoy impacta por su brutalidad y su lirismo. Prolífico hasta lo inverosímil, su talento innato para el dibujo y su oído para capturar la esencia de la calle le convierten en uno de los mayores narradores gráficos que ha dado el medio. En Zanardi, una de sus obras más conocidas e influyentes, Pazienza bordea las orillas de lo lúdico y de lo peligroso, retratando a toda una generación de jóvenes tan amorales y hedonistas como sofocados por un entorno asfixiante que sentimos asombrosamente cercano al actual. Para nosotros, es un verdadero honor iniciar con este título la publicación de los tebeos de Andrea Pazienza, uno de nuestros autores fetiche más leídos y admirados.

GILBERT HERNANDEZ
, Errata Stigmata

22 x 29 cm. 48 págs. B/N.

Dos de los autores más importantes a nivel mundial durante las últimas tres décadas tienen apellido hispano. Gilbert/ Beto Hernandez –de cuyo hermano Jaime, Fulgencio Pimentel publicó en 2013 el seminal Rocky– pasa por ser en los tebeos el máximo exponente de aquello que en literatura se llamó realismo mágico. Juntos, los dos hermanos han venido publicando durante décadas la cabecera Love & Rockets, considerada unánimemente como un hito de los cómics y una de las piedras de toque en la consolidación de la novela gráfica actual. Si Jaime puso el énfasis en el melodrama costumbrista y el culebrón sci-fi, Gilbert prefirió apuntar en múltiples direcciones, dando como resultado una obra con una coherencia interna propia pero adscrita a géneros tan dispares como la ciencia ficción, el thriller psicológico, el humor o el erotismo, siempre con mujeres de fuerte personalidad como protagonistas. Uno de sus secundarios más recordados por los lectores es Errata, una carismática adolescente adornada de diversos clichés punk y/o neorománticos que en determinadas situaciones sangra por las palmas de las manos y el costado cual Cristo crucificado. Este tomo presenta por primera vez todas las historias de Errata Stigmata aparecidas de forma esporádica en EE.UU. a lo largo de veinte años.

 Beto Hernandez ha sigo galardonado con numerosas distinciones, entre ellas un Fellow Award de la United States Artists, un Graphic Literary Award por el conjunto de su obra concedido por la PEN Center USA y seis premios Harvey.

JOE MATT, Peepshow

22 x 29 cm. 108 págs. B/N. Con un epílogo de Seth.

Joe Matt (Philadelphia, 1963) es uno de los nombres esenciales del tebeo autobiográfico desde finales de los años 80, cuando comenzó a serializar su comic-book Peepshow en distintas revistas norteamericanas. Estadounidense de nacimiento y canadiense de adopción durante casi dos décadas, Matt desarrolló gran parte de su carrera en Toronto, donde trabó amistad con otros importantes autores canadienses, Chester Brown y Seth, que a menudo hacen reveladoras apariciones en sus cómics. En sus historias, Matt se muestra como un ser huraño, tacaño, mezquino y lascivo, un retrato despiadado de sí mismo potenciado por su extraordinario dominio de la narración, que da lugar a escenas imborrables, tan cómicas como horripilantes. En España se han publicado anteriormente con éxito sus libros Pobre cabrón, Buen tiempo y Consumido. Solo Peepshow permanece inédito y con él recuperamos la fase inicial de su producción, tan hilarante y brutal como cabía esperar, con el incentivo de mostrar el primer encuentro de Matt con sus más celebrados personajes, Chester, Seth, Dave y Trish, así como sus primeras y más concluyentes aproximaciones al sexo, la pornografía, la escatología y la educación católica.

JOANN SFAR
, Aspirina

22 x 24 cm. 224 págs. Color.

Continuación y conclusión de Vampir, completando así una de las series más celebradas de Joann Sfar –no en vano entró en la lista de best-sellers de The New York Times en su edición norteamericana–, Aspirina vuelve a girar en torno a las andanzas amorosas del vampiro Fernand, la confusa e intrigante lolita emo Aspirina y sus otros colegas de ultratumba. Siempre con un tono romántico y humorístico de fondo, Joann Sfar ha terminado por elevar a sus personajes a la categoría de estrellas, incluyéndolos en una exitosa serie de novelas para adultos o creando una saga paralela de cómics infantiles que cuenta incluso con su serie de animación propia. En Vampir y Aspirina confluye la mayor parte de la nómina de seres de leyenda creados por Sfar, quien habitualmente utiliza sus historias de sesgo fantástico para tratar con tanta ligereza como profundidad temas como el judaísmo y su herencia, el deseo y la sensualidad, el amor y la pérdida, el dolor y la alegría de vivir.



Bahía de San Búho (3ª ed)

Bahía de San Búho (3ª ed)

Todas sus páginas son hermosas. Todos sus chistes son divertidos. Todos sus personajes son gilipollas.

–NICK GAZIN

Simon Hanselmann retrata de un modo tan exacto esa rutina de colocarse todo el día sin salir de casa que encuentro sus cómics bastante jodidos y doy gracias de no tener que vérmelas con gente así nunca más.

–DANIEL CLOWES

La frescura con que plasma Hanselmann (todo un personaje él mismo) las aventuras de sus personajes no se puede impostar, y leerlo es como volver a leer un cómic por primera vez, cuando parecía que todas las posibilidades estaban ahí y solo había que descubrirlas

–TONI BASCOY

Megg es una bruja verde que comparte piso con Mogg, su novio gato, y Búho, lo que viene siendo un búho. Esta muchacha dedica su tiempo a ingerir alcohol y fumar sustancias estupefacientes en todas las maneras posibles. Mogg a su vez disfruta de las pequeñas cosas de la vida, como lamer el pompis a su amada o hacer música experimental con sus ronroneos. Búho es un ser totalmente lamentable, sobre todo por el hecho de que sus dos compañeros de casa están constantemente siendo buenas personas con él y, como un ejemplo entre muchos, violándole con sus amigos el día de su cumpleaños. ¡Más majos!

–VIOLETA GONZÁLEZ. Muéranse Cómics

Las andanzas de Megg, Mogg, Búho y WW Jones entran en una nueva fase que dejará a los fieles de la sitcom australiana con la boca abierta, conducidos de nuevo por una senda de sadismo, romanticismo, toxicidad y vacío. Sin medias tintas, sin red. Autor de un retrato salvaje de su generación, Simon Hanselmann se ha convertido en un fenómeno internacional que excede las aburridas fronteras del cómic, tanto del convencional como del alternativo. Bahía de San Búho incluye todas las páginas de la serie publicadas en inglés hasta la fecha —por cabeceras y editoriales como Fantagraphics, Space Face, The Believer y Floating World Comics— junto a la totalidad de su producción virtual para Vice hasta septiembre de 2014, completando así un todo uniforme que cierra el círculo narrativo iniciado en Hechizo total de manera majestuosa.

Los pedidos de este libro realizados a través de esta página web recibirán de forma gratuita una tote bag de la serie.

Tote disponible  :)

Esta web cobra 1 € de gastos de envío, independiente del número de artículos. 
Urgente (certificado): 5 € | EU (non-registered): 6 € | Non-EU: (non-reg): 15 €

Marzo 2020
3ª edición
Cartoné. 170 x 240 mm
176 páginas. Color
978-84-17617-35-6
24,95 €
DISPONIBLE
Bahía de San Búho (3ª ed)
Bahía de San Búho (3ª ed)
Bahía de San Búho (3ª ed)
Bahía de San Búho (3ª ed)
Bahía de San Búho (3ª ed)
Bahía de San Búho (3ª ed)
Bahía de San Búho (3ª ed)
Bahía de San Búho (3ª ed)

Exlibris El mal camino

Exlibris El mal camino

Exlibris firmado y numerado por Simon Hanselmann en Logroño en junio de 2019 para la primera edición de El mal camino. Edición limitada de 300 ejemplares que se entregan gratuitamente a compradores del libro a través de esta página web hasta fin de existencias.

 

Junio de 2019
Edición de 300 ejemplares
148 x 210 mm
0 €
AGOTADO
Distribuir contenido