ingmar bergman

La buena voluntad

La buena voluntad

La buena voluntad cambió mi manera de comprenderme a mí mismo y la de comprender a mi familia, en particular a mi padre. También fue importante para mi obra. De hecho, llamé Henrik al protagonista de mi primera novela y escribí doscientas páginas acerca de cómo se conocieron sus padres, con el libro de Bergman como modelo. Desde entonces he vuelto a La buena voluntad y al resto de la trilogía varias veces, la última hace unos pocos meses, y puedo decir sin temor a equivocarme que no he leído nada mejor, nada que se le pueda comparar, en todos estos años.

—Karl Ove Knausgård

Pródigo y devastador.

—The New York Times Review Of Books

La primera entrega de la «trilogía familiar» de Ingmar Bergman reconstruye, a partir de fotografías, especulaciones y frases dichas a media voz, los primero años de la turbulenta relación de sus padres. Una relación llena de epifanías y decepciones, malherida por los prejuicios y el hostigamiento familiar, si no por los mismos impulsos que la hicieron nacer. La inmensa estatura de Bergman como cineasta ha eclipsado a menudo su también inmensa importancia como escritor. Concebida como un epílogo al filme Fanny y Alexander y convertida en serie de televisión y largometraje por Bille August como Las mejores intenciones (ganador, a su vez, de la Palma de Oro en Cannes), La buena voluntad es quizá el título más importante de la obra de Bergman como escritor. La cercanía sentimental del autor con lo narrado y el peso de los protagonistas en la formación de su propia sensibilidad convierten esta novela en la más íntima de sus indagaciones en las pasiones humanas, un testimonio rotundo de la conducta de hombres y mujeres que Bergman aprovecha para revisar y fijar la nómina completa de sus obsesiones: la incomunicación, la mentira, la culpa, el vértigo sexual, las relaciones de poder en el seno de la familia, la convivencia en pareja, la esperanza (o la fe) y su pérdida; y el rencor, como un incesante y mórbido baile de máscaras.

Esta web cobra 1 € de gastos de envío, independiente del número de artículos. 

Urgente (certificado): 5 € | EU (non-registered): 6 € | Non-EU: (non-reg): 15 €

Marzo 2021
Traducción de Marina Torres
Ilustraciones de cubierta de Manuel Marsol
Cartoné. 14,3 x 20 cm. 448 págs.
978-84-17617-56-1
22 €
Esta obra ha recibido una ayuda a la edición del Ministerio de Cultura y Deporte.

Niños de domingo

Niños de domingo

Cuando [Ingmar Bergman] mira a un niño, nunca lo hace como un padre. Lo hace desde su punto de vista como niño.

—Mia Hansen-Løve

En esta novela, como en la película Fresas salvajes, la buena influencia de Chéjov está en todas partes, aunque lo que Bergman ha hecho es exclusivamente mérito suyo. No conozco ningún trabajo reciente al que la famosa definición de "ficción" de Chéjov se pueda aplicar con más verdad: [...] cada línea está repleta de enjundia, captura la vida misma, uno percibe, además de la vida tal y como es, la vida tal y como debería ser.

—John McGahern, The New York Times

Elegante, honesto y emocionalmente brutal... Un tesoro perfectamente construido que se encuentra entre los mejores trabajos de la carrera de Bergman.

—Caryn James, The New York Times

He vuelto a la trilogía [familiar] varias veces, la última hace unos pocos meses, y puedo decir sin temor a equivocarme que no he leído nada mejor, nada que se le pueda comparar, en todos estos años.

—Karl Ove Knausgård

Obra central de su trilogía familiar y cumbre de la trayectoria de su autor, Niños de domingo es también la «novela del padre» de Bergman, tanto como Conversaciones íntimas será «la de la madre». Un fin de semana de verano y un entorno campesino, propicios a la fantasía y al nacimiento del deseo, son el marco elegido para el reencuentro con el pastor Bergman y la carismática Karin. Su hijo menor tiene ocho años y nació en el último día de la semana; es por eso que este «niño de domingo» puede ver espíritus, fantasmas y trasgos, aunque los adultos se empeñan en dictar los límites de la realidad: «No hay fantasmas, no seas bobo, ni demonios ni muertos que abran sus bocas ensangrentadas al sol». El miedo a la vejez (que siempre es escatológica) y a la muerte, el primer despertar sexual y una temprana crisis de fe asaltan al pequeño Pu, que no es otro que un jovencísimo Ingmar, aunque «cada niño en la obra de Bergman —nos dice Margarethe von Trotta— es él mismo». El estilo de este Bergman ya anciano es paradójicamente juvenil, se diría desaliñado, poco dado a perfilar lo ya escrito, y por eso mismo es ágil, es incisivo, y vibra, cuando no aletea. Una engañosa sencillez y la sensualidad propia de la mirada infantil gobiernan el planteamiento, y un puente invisible acaba uniendo esta obra maestra con aquella otra sembrada de Fresas salvajes.  

Esta web cobra 1 € de gastos de envío, independiente del número de artículos. 

Urgente (certificado): 5 € | EU (non-registered): 6 € | Non-EU: (non-reg): 15 €

Diciembre 2021
Traducción de Marina Torres
Ilustraciones de cubierta de Manuel Marsol
Cartoné. 14,3 x 20 cm. 160 págs.
978-84-17617-65-3
19 €
Esta obra ha recibido una ayuda a la edición del Ministerio de Cultura y Deporte.

Ingmar Bergman

Ingmar Bergman

Ingmar Bergman (Upsala, 1918 – Fårö, 2007) es uno de los cineastas más relevantes del siglo XX, considerado por muchos el autor más original del cine moderno europeo por películas como Persona, Fresas salvajes, El séptimo sello, Gritos y susurros, Sonata de otoño o Fanny y Alexander. Merecedor de numerosos galardones (entre los que figuran tres Óscar, el Oso de Oro del Festival Internacional de Berlín, el León de Oro del de Venecia y seis premios en Cannes, además de distinciones como la Medalla del Círculo de Escritores Cinematográficos o el Premio Conmemorativo Irving G. Talberg), cuenta en su haber con más de 60 películas escritas o dirigidas y 170 producciones teatrales que han eclipsado a los más de cien libros o artículos de los que es autor. Los guiones de sus propias películas, pero también obras de teatro, cuentos, cartas, diarios, artículos, ensayos y novelas, forman parte de esta bibliografía (cuya mayor parte se encuentra inédita), que da cuenta de una de las primeras vocaciones de Bergman: la de escritor. No en vano, estudió Literatura e Historia del Arte en la Universidad de Estocolmo y su debut cinematográfico fue como ayudante de dirección y guionista de Tortura (1944), un texto que tendría origen en un relato escolar. Aunque escribió desde bien temprano, no fue hasta finales de los años ochenta, con la publicación de su autobiografía Linterna mágica, cuando vieron la luz varios títulos que constataron cómo su estilo hondo, exhaustivo y personal se trasladaba con idéntica calidad y acierto a la literatura.

Fulgencio Pimentel inicia la recuperación de su obra literaria con la publicación de La buena voluntad (Las mejores intenciones en su versión cinematográfica y televisiva), el primer título de su «trilogía familiar» al que seguirán sus ensayos inéditos, con los que disfrutó de sus mayores logros como escritor. Influenciado por Strindberg, Chéjov, Ibsen, Shakespeare o Molière, sus libros alejan cualquier prejuicio por la precisión, agilidad, ironía, humor y agudeza con la que Bergman aborda sus temas más frecuentes: la infancia, el paso del tiempo, la muerte, las relaciones familiares, la comunicación y la ausencia de la misma, los límites de la razón, la angustia religiosa y existencial y, en definitiva, las pasiones humanas. Por fin, la obra literaria de Ingmar Bergman, tan vigente como universales son sus asuntos, tiene el impulso que esperaba y merece con una traducción revisada en consonancia con el tiempo presente, cubiertas ilustradas por Manuel Marsol y la decidida y buena voluntad de devolver y descubrir tanto a los amantes de la literatura como a los admiradores del cineasta sueco una pieza fundamental para comprender la totalidad de su obra.

Fotografía del autor de Bengt Wanselius.

Distribuir contenido

Nuevo Nike Zapatillas Outlet Online

Youth Nike Air Force Ones Charcoal