Joann Sfar

Joann Sfar (Niza, 1971) es lo más parecido a una estrella del rock dentro del panorama del cómic europeo. Sus cómics han recibido distinciones en países como Estados Unidos, Alemania, Bélgica y Noruega, y en su Francia natal ha recibido varios premios concedidos por el Festival Internacional de Cómic de Angulema –el más importante de Europa–, incluido el máximo galardón, el Gran Premio de la Villa de Angoulême, generalmente reservado a autores de avanzada edad y con una larga trayectoria y que el dibujante recibió con tan solo 31 años. Prolífico como pocos, entre sus obras destacadas se encuentran Brassens, la libertad (Fulgencio Pimentel, 2012), Vampir (FP, 2013), L’Amour (FP, 2014), Sócrates (2018) (en colaboración con Christophe Blain), Pequeño Vampir (FP, 2016), Pequeño Vampir y Miguel (FP, 2021), El gato del rabino (serie que llevó a la gran pantalla en forma de película de animación), Klezmer o La mazmorra. La saga de Vampir no se ha limitado al ámbito del cómic, ya que Sfar ha escrito dos novelas protagonizadas por el personaje adulto, y para la versión infantil del mismo vampiro ha dirigido la película El Pequeño Vampiro (2020) y ha escrito varias novelas infantiles-juveniles de próxima aparición en Fulgencio Pimentel. Sfar también dirigió la película de acción real Gainsbourg, vida de un héroe (ganadora de un premio César como mejor primera película), otra prueba más de su impresionante versatilidad artística y genio fabulador. Sfar es, muy probablemente, el autor de cómic que mayor influencia ha ejercido sobre sus colegas de profesión en las dos últimas décadas en todo el mercado francófono del cómic, y sigue sin aparecer un dibujante capaz de hacerle sombra a nivel creativo.