Noticias

Unas palabras sobre Arsène

Arsène I 26-27

Hace una semana escasa, la Agencia EFE nos envió unas preguntas acerca de nuestra edición de Arsène Schrauwen, una entrevista que en los cuarteles de EFE lógicamente se vio reducida al teletipo de rigor. Como nos gusta leernos más que a un tonto un lápiz, aquí debajo reproducimos el texto completo, lleno de esas saladas apreciaciones que ustedes nos conocen:

EFE: Al igual que con Todo y nada, ¿vuelve a ser este cómic un acto de "heroicidad" por vuestra parte, al apostar por este tipo de ilustradores? (no porque carezcan de calidad, evidentemente, sino por su minoritario alcance)

Fulgen: Más que un acto heroico, es un acto de fe en la categoría de las obras y, en este caso, también de los autores. Lo digo porque Schrauwen –de quien habíamos publicado ya El hombre que se dejó crecer la barba– nos gusta, nos importa, y teníamos claro que seguiríamos publicando cada entrega suya. Este Arsène Schrauwen no es ya que nos parezca magnífico y un paso importante en su carrera, sino que es todo a lo que podíamos aspirar cuando empezamos a publicarle: un cambio inesperado, en este caso hacia lo literario; más personal, por lo que tiene de crónica familiar; y más ambicioso, por alcance y dimensiones. En realidad, siempre hemos alternado libros con cierto sabor a vanguardia, como Ojalá que te vaya bonito de Bendik Kaltenborn, o Pulir de Nacho García, con otros dirigidos a cualquier tipo de público, como Vampir de Joann Sfar o Rocky de Jaime Hernandez. En todos los casos, nos hacemos previamente las mismas preguntas: ¿Nos vamos a sentir completamente a gusto defendiendo esta obra ante los medios y el lector? ¿Creemos firmemente en las posibilidades del autor cara al futuro? Si al menos una de las respuestas es afirmativa (generalmente, no nos conformamos si no lo son ambas), no nos importa lo atípicos que puedan ser ni el autor ni la obra, porque pensamos que el libro debe existir como tal y llegar a su público.

 

EFE: ¿Cómo llegáis a la conclusión de que tenéis que publicar la obra en España?

Fulgen: Más o menos, ya te hemos respondido. Lógicamente, consideramos los aspectos comerciales que rodean la edición, pero el criterio principal es el artístico. En el caso concreto de Arsène, las primeras entregas fueron cuadernillos grapados de los que el propio autor había distribuido unas pocas docenas entre quienes le escribían directamente. Estábamos por tanto ante una obra prácticamente inédita internacionalmente y está muy bien ser la primera editorial que la transforma en un libro con su ISBN y su distribución comercial. Olivier Schrauwen está llamado a ser uno de los artistas de cómic que marcarán esta década, y parece que no somos los únicos que pensamos así: el propio Art Spiegelman ha dicho que es el autor más original que se encuentra “desde Chris Ware”. De hecho, su influencia ya se empieza a poder rastrear en los trabajos de autores más jóvenes. 

 

EFE: ¿Qué tipo de relación habéis entablado con Olivier? ¿Qué os ha dicho del resultado final?

Fulgen: Olivier es un hombre detallista y muy preocupado por el modo en que su trabajo llega al público. Hemos discutido largamente con él la traducción y todos los aspectos de la producción, desde el tipo de sobrecubierta hasta el tono, el gramaje y el tipo de papel empleado en el interior. Creo que hemos logrado el aspecto de fragilidad que buscábamos y hemos quedado todos bastante satisfechos. No así en el libro anterior que le editamos, donde solo accedió a regañadientes a utilizar una maqueta distinta a la que había diseñado para la edición norteamericana. Además de eso, Schrauwen ha creado una cubierta exclusiva para esta edición (en realidad, solo le hablé de hacer “un Insel Verlag africano”, pero él ha ido mucho más lejos) y un exlibris firmado y serigrafiado que regalamos a los compradores del libro en nuestra web. De hecho, la rotulación en español la ha hecho el propio Olivier a partir de nuestra traducción, porque quería asegurarse que se reproducían los efectos que él buscaba. Creo que queda claro que Schrauwen es un control freak peor aún que nosotros mismos.

 

EFE: ¿Cómo definís la extraña composición de viñetas de la obra?

Fulgen: Son extrañas por arcaicas. Da la sensación de que Schrauwen tome a su cargo la evolución del arte de los tebeos pero empezando en 1924. Claro que en pocas páginas puede hacernos avanzar varios lustros. Olivier es un experimentador y añade capas narrativas a todo lo que toca. Es decir, si en el cómic el dibujo y el diseño siempre son narrativos, Olivier trata de potenciar esta característica, exprimirla. Su estilo es solo suyo y todo nace de decisiones artísticas muy personales y, seguramente, muy meditadas.

 

EFE: ¿Estamos ante una de las obras más modernas del cómic actual?

Fulgen: No creo. En los márgenes de la industria podemos encontrar experimentos formales mucho más salvajes. En realidad, a pesar de lo que te decía antes acerca de evolución y de lenguaje, la “modernidad” no es algo que nos haga perder el sueño. Nosotros pensamos, como le leímos una vez a Andrés Trapiello, que la originalidad de un artista nunca es causa, sino consecuencia. En esta obra, Olivier Schrauwen juega a combinar vanguardia y clasicismo, y eso está muy bien y juega a favor del conjunto. Pero creo que uno debe juzgar que algo es moderno cuando lleva gozándolo muchos años, con la misma sorpresa que el primer día.

 

EFE: Lo desconozco, pero ¿me podéis decir si el cambio de color de la viñeta se ha utilizado otras veces, en otros cómics, para dar al lector sensaciones parecidas a las que vive Arsene?

Fulgen: Es muy difícil encontrar un ejemplo de algo que no se haya visto nunca antes. Lo interesante en encontrar una obra donde todas las decisiones artísticas trabajen de manera armónica. El cómic es un medio eminentemente gráfico, y en el caso de Olivier siempre se percibe un gran interés en convertir la imagen en lenguaje. Toda su producción se puede percibir como una carrera en busca de este objetivo, que las imágenes, incluyendo su trazo, color y composición, comuniquen al lector tanto información como sensación.

 

EFE: Realmente me da la sensación que se trata de una obra en la que la labor de ilustración está por encima del argumento, ¿qué os parece?

Fulgen: Es cierto que las decisiones gráficas de Olivier llaman la atención del lector a primera vista, pero en realidad es un libro “desnudo” gráficamente si lo comparamos con otros títulos suyos. En cuanto uno comienza la lectura se sumerge rápidamente en la historia. El viaje iniciático a tierras desconocidas en un tema clásico que remite a grandes obras de la literatura como “Viaje al fin de la noche” de Céline o “El corazón de las tinieblas” de Conrad. No solo es un tema universal, sino que produce en el lector una sensación de familiaridad que facilita la identificación y la inmersión en el relato. En ese sentido, Olivier aprovecha su destreza para convertir un relato que nos es familiar en algo especial y presentarlo como si fuera nuevo. Pero me obligas a abundar en un tópico: los temas son siempre los mismos, lo que importa es la mirada del autor, etc, etc. :)

 

EFE: Vosotros habéis vuelto a hacer un "libro bonito", como me dijo César Sánchez en una entrevista. ¿Cómo ha sido el proceso de realización de este cómic de diseño tan delicioso?

Fulgen: Soy yo de nuevo, Pilar. ;) A pesar de que el libro solo tiene 56 páginas, el trabajo de edición ha sido tan intenso como en otros cómics que hemos publicado de más de 200 páginas. La parte más delicada (y la más agradecida) es siempre la concepción previa del objeto que queremos presentar. Por suerte, en este caso contábamos con un autor con las ideas muy claras. La idea de ligereza, incluso de pobreza, y esa portada de regusto lejanamente literario, formada solo por un patrón geométrico y los tipos, estaban ahí desde el principio. Por desgracia, el trabajo no termina hasta que el libro se materializa en imprenta, y nosotros siempre nos arrepentimos de algo. Somos de los que, hasta el último minuto, continúan puliendo detalles y tomando decisiones relativas a los acabados, para desesperación del impresor. Como en todos los casos, se dieron docenas de conversaciones muy productivas con una de las imprentas con las que trabajamos habitualmente, TF, donde están, eso lo sabemos, los mejores profesionales del mundo.

El año pasado en la wes

Mirá qué bonicas

Vamos a fechar esta entrada el uno de enero aunque a ti no podemos engañarte, cibergirl ;) Hoy es uno de esos raros momentos en los que podemos echar la vista atrás y cumplir esta hermosa tradición, comprobando de paso lo poco que cuajaron en nuestras almas los consejos de nuestros mayores. En concreto aquel de No se ganó Zamora en una hora, con cuya música podemos entretenernos hora y media sin que sus verdades rimadas nos alcancen. Nos pasa lo mismo con el de Bollo de monja, costal de trigo, de rima albanesa o ausente, que aún nos visita en sueños las noches de estío. Tenemos, sin embargo, muy asimilado el de Norte claro y Sur oscuro, temporal seguro, pues la mitad de nuestros ancestros trabajaron la tierra y porque el Sur oscuro nos lo hemos trabajado a pulso. En resumen, los tebeos fueron y son magníficos, pero nuestra labor para vendérselos a ustedes, a vista de gorrión, deja un continente que desear. Estamos en mayo.

 

Avance de novedades para 2014

bravu_cover

Adelantamos aquí algunas novedades previstas para el primer y segundo semestre de 2014. Entre ellas, el primer volumen de una ANTOLOGÍA de periodicidad incierta que reunirá a algunos de los autores de tebeos más interesantes del mundo (al menos, para quienes les hablan) de ayer, de hoy y de mañana con historias inéditas en nuestro país o, con mayor frecuencia todavía, inéditas a secas. La nómina de autores que incluirán los primeros volúmenes nos pone el alma virtualmente palote: hablamos de Max Baitinger, Los Bravú, Gabriel Corbera, Michael DeForge, Julie Doucet, Miguel Gallardo, Nacho García, Sindre Goksøyr, Simon Hanselmann, Sammy Harkham, HTML Flowers, Bendik Kaltenborn, Tommi Musturi, Andrea Pazienza, Rayco Pulido, Aapo Rapi, Gonzalo Rueda, Olivier Schrauwen, Dace Sietina, Marc Torices, Marko Turunen, Basil Wolverton y Jim Woodring, entre otros.  

La aparición del primer volumen de esta antología aún sin título definitivo está prevista para mayo de 2014, coincidiendo con la próxima edición del festival GRAF en Barcelona.

Además de nuestra antología, estos son algunos de los títulos previstos para 2014, más o menos en su orden de aparición. Tanto los títulos como las cubiertas son provisionales, por lo que agradeceríamos que fueran utilizados como tales; asimismo, las dimensiones y el número de páginas son solo aproximados:

OLIVIER SCHRAUWEN,
 Arsène Schrauwen

22 x 26,5 cm. 64 págs. Bitono naranja y azul. Los primeros 150 ejs. incluyen un exlibris firmado y numerado por el autor.

Olivier Schrawen (Brujas, 1977) es uno de los grandes valores del cómic europeo actual, como demuestran sus dos obras publicadas hasta la fecha en España, Mi pequeño y El hombre que se dejó crecer la barba. Si en aquellos trabajos hacía gala de un ánimo experimental y juguetón con el acento puesto en lo gráfico, Arsène Schrauwen deriva hacia lo literario en un relato infinitamente más personal que recuerda a títulos indelebles como El corazón de las tinieblas o Viaje al fin de la noche. Schrauwen narra la historia de su abuelo Arsène en un viaje a las colonias ambientado a mediados del siglo XX en el que se entremezclan noches tropicales, estaciones lluviosas, misteriosos indígenas y delirios alucinatorios con el descubrimiento del amor. Su trabajo más accesible, también el más conmovedor e impresionante, es este un título destinado a convertirse en uno de los tebeos de 2014. La serie completa de tres volúmenes será agrupada en una cajita o estuche que podrá adquirirse por separado o recibirse gratuitamente junto al último título de la serie en esta página web.

JULIE DOUCET
, The Complete Dirty Plotte

17 x 24 cm. 272 págs. Color y b/n. Los primeros 150 ejs. incluyen un exlibris firmado y numerado por el autor.

A lo largo de los años 80 y 90, Norteamérica vivió una explosión de tebeos autobiográficos que en buena medida es la base del cómic adulto producido hoy en día. De entre aquellos creadores destaca la figura de Julie Doucet (Montreal, 1965). Su Dirty Plotte –algo así como chochito sucio o chochito malhablado en una mezcla de inglés y argot québécois, cóctel que ocasionalmente se extendió también a sus historias– fue la serie que decidió el rumbo de Drawn & Quarterly, una de las editoriales de cómic de autor más importantes del mundo, y se convirtió en fuente de inspiración para innumerables dibujantes que, como Chester Brown o Sammy Harkham, la reconocen como una influencia decisiva en su obra. En Dirty Plotte, Doucet relata con naturalidad detalles sobre su vida ínitima, su epilepsia, sus escarceos con las drogas y sus propios progresos como artista. La obra de Doucet destaca hoy más que nunca por su frescura, su atrevimiento y su estilo inimitable. Junto a sus celebrados Mi diario de Nueva York y Si yo fuera hombre, esta edición completa de Dirty Plotte incluye gran cantidad de material inédito en nuestro país y tampoco recopilado antes en forma de libro en Norteamérica.




LOS BRAVÚ
, Toreromaus

21x 29 cm. 32 págs. B/N. Edición limitada, firmada y numerada.

Tras su pequeña puesta de largo con Introducción, nudo y desenlace, la nueva obra de Dea Gómez y Diego Omil, también conocidos como Los Bravú, vuelve a ser un arma cargada de futuro, con perdón. Imaginada con un ánimo mucho más narrativo que su predecesora, Toreromaus es ya un tebeo en toda regla en el que se entremezclan el flujo de conciencia de James Joyce y el esperpento de don Ramón María del Valle Inclán a través del prisma de la vanguardia gráfica. Un proteico y gallego carnaval es el escenario de esta no–historia cargadiña de retranca y nonsense que sin duda encierra una clave, y esa clave nos concierne. En Toreromaus, el hombre se trasmuta en bestia y los seres inanimados cobran vida, mientras sus delirantes páginas se nutren de ríos de ribeiro, licores espirituosos y meados que van a dar a la mar, que es el morir. 

 

SIMON HANSELMANN, Hechizo total

  

21 x 26,5 cm. 144 págs. Color. Los primeros 150 ejs. incluyen un exlibris firmado y numerado por el autor.

Simon Hanselmann (Launceston, 1981) es el gran fenómeno surgido de internet en los últimos años, un joven australiano de turbulenta historia familiar, grafómano empedernido, que a lo largo de esta serie nos irá mostrando cómo conviven en hilarante armonía la bruja Megg, el gato Mogg, el antropomorfo Búho y el indómito Werewolf Jones, personajes que podrían acabar convirtiéndose en un auténtico hito de la cultura pop de nuestros días. De sus venturas y desventuras, sobreviviendo a diversas crisis existenciales a base de gastarse bromas pesadas y consumir sustancias ilegales se nutren estas páginas, revelándose como un espejo fascinante de su generación. Este año habrá muy pocos tebeos tan turbadores y divertidos como este.

GABRIEL CORBERA, LO REZ

15 x 21,5 cm. 160 págs. B/N.

Militante de lo infinitamente baladre, extremo siempre en el fondo y en la forma, Gabriel Corbera (Sabadell, 1975) es un insulto viviente a lo acomodaticio que en su cada vez más frecuente producción gráfica ha definido una de las obras más radicalmente humorísticas y líricas del tebeo contemporáneo. Decimos esto conscientes de que los tebeos le importan a Corbera todo y nada, más o menos como a nosotros, y de que una sola página suya vale lo que todo el conjunto, algo que sirve para definirle tanto como para despachar la obra de feroces como Yoshikazu Ebisu, solitarios como Jerry Moriarty o clásicos absolutos como Ernie Bushmiller. Este LO REZ, sin embargo, agrupa toda su producción con la intención de convertirse en una obra en marcha. Algo así como acompañar al monje en uno de sus habituales paseos matinales por el parque. Páginas en fuga, petrificadas solo en apariencia, suma de delicadeza, brutalidad y pastiche, donde los antónimos conviven en inquietante armonía, modelo de maldad y santidad.

ANDREA PAZIENZA
, Zanardi

21 x 29 cm. 108 págs. B/N y color.

Aunque veinticinco años después de su muerte sigue siendo un desconocido en el ámbito internacional, Andrea Pazienza (San Bernardetto del Tronto, 1956–Montepulciano, 1988) ocupa un espacio permanente en los diarios más importantes de su país, mientras el culto alrededor de su figura sigue extendiéndose de manera constante en el cine, el arte, la música y la literatura italianas del nuevo milenio. Andrea Pazienza dejó tras de sí un legado virtuoso y ecléctico que aún hoy impacta por su brutalidad y su lirismo. Prolífico hasta lo inverosímil, su talento innato para el dibujo y su oído para capturar la esencia de la calle le convierten en uno de los mayores narradores gráficos que ha dado el medio. En Zanardi, una de sus obras más conocidas e influyentes, Pazienza bordea las orillas de lo lúdico y de lo peligroso, retratando a toda una generación de jóvenes tan amorales y hedonistas como sofocados por un entorno asfixiante que sentimos asombrosamente cercano al actual. Para nosotros, es un verdadero honor iniciar con este título la publicación de los tebeos de Andrea Pazienza, uno de nuestros autores fetiche más leídos y admirados.

GILBERT HERNANDEZ
, Errata Stigmata

22 x 29 cm. 48 págs. B/N.

Dos de los autores más importantes a nivel mundial durante las últimas tres décadas tienen apellido hispano. Gilbert/ Beto Hernandez –de cuyo hermano Jaime, Fulgencio Pimentel publicó en 2013 el seminal Rocky– pasa por ser en los tebeos el máximo exponente de aquello que en literatura se llamó realismo mágico. Juntos, los dos hermanos han venido publicando durante décadas la cabecera Love & Rockets, considerada unánimemente como un hito de los cómics y una de las piedras de toque en la consolidación de la novela gráfica actual. Si Jaime puso el énfasis en el melodrama costumbrista y el culebrón sci-fi, Gilbert prefirió apuntar en múltiples direcciones, dando como resultado una obra con una coherencia interna propia pero adscrita a géneros tan dispares como la ciencia ficción, el thriller psicológico, el humor o el erotismo, siempre con mujeres de fuerte personalidad como protagonistas. Uno de sus secundarios más recordados por los lectores es Errata, una carismática adolescente adornada de diversos clichés punk y/o neorománticos que en determinadas situaciones sangra por las palmas de las manos y el costado cual Cristo crucificado. Este tomo presenta por primera vez todas las historias de Errata Stigmata aparecidas de forma esporádica en EE.UU. a lo largo de veinte años.

 Beto Hernandez ha sigo galardonado con numerosas distinciones, entre ellas un Fellow Award de la United States Artists, un Graphic Literary Award por el conjunto de su obra concedido por la PEN Center USA y seis premios Harvey.

JOE MATT, Peepshow

22 x 29 cm. 108 págs. B/N. Con un epílogo de Seth.

Joe Matt (Philadelphia, 1963) es uno de los nombres esenciales del tebeo autobiográfico desde finales de los años 80, cuando comenzó a serializar su comic-book Peepshow en distintas revistas norteamericanas. Estadounidense de nacimiento y canadiense de adopción durante casi dos décadas, Matt desarrolló gran parte de su carrera en Toronto, donde trabó amistad con otros importantes autores canadienses, Chester Brown y Seth, que a menudo hacen reveladoras apariciones en sus cómics. En sus historias, Matt se muestra como un ser huraño, tacaño, mezquino y lascivo, un retrato despiadado de sí mismo potenciado por su extraordinario dominio de la narración, que da lugar a escenas imborrables, tan cómicas como horripilantes. En España se han publicado anteriormente con éxito sus libros Pobre cabrón, Buen tiempo y Consumido. Solo Peepshow permanece inédito y con él recuperamos la fase inicial de su producción, tan hilarante y brutal como cabía esperar, con el incentivo de mostrar el primer encuentro de Matt con sus más celebrados personajes, Chester, Seth, Dave y Trish, así como sus primeras y más concluyentes aproximaciones al sexo, la pornografía, la escatología y la educación católica.

JOANN SFAR
, Aspirina

22 x 24 cm. 224 págs. Color.

Continuación y conclusión de Vampir, completando así una de las series más celebradas de Joann Sfar –no en vano entró en la lista de best-sellers de The New York Times en su edición norteamericana–, Aspirina vuelve a girar en torno a las andanzas amorosas del vampiro Fernand, la confusa e intrigante lolita emo Aspirina y sus otros colegas de ultratumba. Siempre con un tono romántico y humorístico de fondo, Joann Sfar ha terminado por elevar a sus personajes a la categoría de estrellas, incluyéndolos en una exitosa serie de novelas para adultos o creando una saga paralela de cómics infantiles que cuenta incluso con su serie de animación propia. En Vampir y Aspirina confluye la mayor parte de la nómina de seres de leyenda creados por Sfar, quien habitualmente utiliza sus historias de sesgo fantástico para tratar con tanta ligereza como profundidad temas como el judaísmo y su herencia, el deseo y la sensualidad, el amor y la pérdida, el dolor y la alegría de vivir.