vandenbroucke

White Cube

White Cube

¡Dos pulgares en alto!

ROGER EVERT

¡Sacrilegio!

CALVO SERRALLER

Nada más antipático que la solemnidad del arte. Y nada tan grato y ameno como parodiarla, burlar todo su orgullo, pompa y circunstancia señalando con el dedo que el rey está desnudo. Lo esté o no lo esté, ese es otro cantar. Para equilibrar la balanza, Brecht Vandenbroucke decide adoptar el disfraz del bufón que da volteretas, se tira pedos y cuenta chistes chuscos en la cara de Manet, Botticelli, Warhol o Marina Abramovic. Su irreverencia iguala épocas y estilos, escuelas y disciplinas como la performance, el graffiti, la pintura, el diseño… y el cómic. Porque o follamos todos o la puta al río. Los dos gemelos protagonistas con cabeza de uva de WHITE CUBE emergen como dos implacables críticos que no necesitan pronunciar una sola palabra para dirimir la naturaleza de una obra de arte. Da igual que cuelgue de la pared de un museo o que descanse junto a un contenedor de basura, si sus pulgares apuntan hacia arriba, es que bien. Así, la tradicional división entre alta y baja cultura, entre arte popular y pieza de colección, es cuestionada por Vandenbroucke a través de sus magníficas viñetas coloreadas con acrílicos y de ese algo que podríamos llamar “humor belga” –hablar de “absurdo” aquí es quedarnos cortos–, siguiendo la estela de otros maestros del extrañamiento como Herr Seele y Kamagurka, Gummbah o Glen Baxter.

Editado en colaboración con Entrecómics Cómics.

Gastos de envío gratuitosen todo el territorio español.

 

18 de Septiembre de 2013
305 x 237 mm
64 páginas. Color
978-84-941439-0-8
19 €
Fotografías de Mar Abad
White Cube
White Cube
White Cube
White Cube

El año pasado en la wes

Mirá qué bonicas

Vamos a fechar esta entrada el uno de enero aunque a ti no podemos engañarte, cibergirl ;) Hoy es uno de esos raros momentos en los que podemos echar la vista atrás y cumplir esta hermosa tradición, comprobando de paso lo poco que cuajaron en nuestras almas los consejos de nuestros mayores. En concreto aquel de No se ganó Zamora en una hora, con cuya música podemos entretenernos hora y media sin que sus verdades rimadas nos alcancen. Nos pasa lo mismo con el de Bollo de monja, costal de trigo, de rima albanesa o ausente, que aún nos visita en sueños las noches de estío. Tenemos, sin embargo, muy asimilado el de Norte claro y Sur oscuro, temporal seguro, pues la mitad de nuestros ancestros trabajaron la tierra y porque el Sur oscuro nos lo hemos trabajado a pulso. En resumen, los tebeos fueron y son magníficos, pero nuestra labor para vendérselos a ustedes, a vista de gorrión, deja un continente que desear. Estamos en mayo.

 

Exlibris White Cube

Exlibris White Cube

Exlibris firmado y numerado por el autor expresamente para la primera edición de White Cube, serigrafiado en papel Fedigroni Tintoretto Neve de 250 g. por Art+Plus. Disponible de forma gratuita por la compra de uno de los primeros 50 ejemplares del libro a través de esta página web.

Edición limitada de 50 ejemplares
130 x 200 mm
Serigrafía a tres tintas
AGOTADO

Brecht Vandenbroucke

Brecht Vandenbroucke

Brecht Vandenbroucke (Veurne, Bélgica; 1986) estudió ilustración en Gante y, aunque siempre fundamentada en el dibujo, su heterogénea producción artística comprende los ámbitos del cómic, la ilustración, la escultura, la pintura y el cortometraje. Su trabajo se ha publicado en numerosos fanzines de distintas nacionalidades y en otras publicaciones como Vice, Juxtapoz o The New York Times, y ha sido objeto de diversas exposiciones, tanto colectivas como individuales. White Cube es su primer álbum de cómic, publicado originalmente en Bélgica, exportado más tarde a España, Alemania, Finlandia y Noruega, y más recientemente a Francia y Norteamérica.

Distribuir contenido