ojalá que te vaya bonito

Me gustas mucho, Bendik Kaltenborn

Me gustas mucho, Bendik Kaltenborn

He aullado de risa con Kaltenborn, con su uso del lenguaje, con la expresividad de sus personajes. Me encanta este tío.

–JIM WOODRING

Nunca me canso de leer acerca de las decepciones y los pesares de mis semejantes. Pero es mucho mejor si puedo hacerlo en un tebeo de Bendik Kaltenborn. Pocos autores tienen el coraje de mirar un primer boceto y decirse: ya está. Para colmo, Kaltenborn se permite mejorar todo ese arte insolente y vivaz con una deslumbrante paleta de color que no hace sino potenciar su genio narrativo.

–JOOST SWARTE

Cuando era más joven, empatar con el humor de Dongery, «pillarlo», me hizo sentir parte de un club exclusivo y secreto. En realidad, me sigo sintiendo así. Así que, por favor, deja este libro donde estaba; no lo pilles.

–TODD TERJE

Los personajes de Bendik Kaltenborn (Oslo, 1980) parecen vivir un eterno redescubrimiento de sí mismos y de lo que les rodea. Seres anónimos de clase media, ricachones lúbricos, hombres de negocios, skaters y jubilados se enfrentan al mundo con la inocencia de los niños y la furia de mil dragones para decirnos que el absurdo de nuestra existencia está ahí, lo queramos o no, y que merece la pena de ser vivido. Kaltenborn nos divierte locamente y no es raro porque él mismo lo pasa cañón poniendo la casa patas arriba. No tiene ningún problema en fingirse idiota mientras nos maravilla con un mundo colorido, en eterno movimiento, para engarzar unos tebeos son puro slapstick metafísico. Menos desatado y, sin embargo, más caleidoscópico que Ojalá que te vaya bonito, Me gustas mucho conduce su estilo ágil y mutante por derroteros indómitos, del esbozo fanzinero al cartelismo o a la gestualidad de los clásicos más dinámicos y expresivos de la historia tebeil, en un festival visual y narrativo que solo puede provenir de alguien que maneja numerosas referencias pero que es al tiempo netamente original.

En los últimos tiempos crece el reconocimiento internacional, en gran medida debido a sus trabajos de ilustración para The New Yorker, The New York Times, The Washington Post o Google y a sus colaboraciones con el dj, musico y productor Todd Terje. Pero es en la plena libertad de estas páginas donde Bendik K. se muestra como lo más parecido a un clásico moderno. 

Los primeros 250 ejemplares se acompañan de un juego limitado de calcamonías (ahora se llaman temporary tattoos) firmado y numerado por el autor en su cabaña. Set disponible solo a través de esta página web y hasta fin de existencias. 

 

Esta web cobra 1 € de gastos de envío, independiente del número de artículos. 
Urgente (certificado): 5 € | EU (non-registered): 6 € | Non-EU: (non-reg): 15 €

Octubre 2015
Rústica con solapas. 22,7 x 29 cm
176 páginas. Color.
978-84-16167-23-4
26 €
 calcamonías firmadas y numeradas por el autor

Exlibris Ojalá que te vaya bonito

Ex-libris "Ojalá que te vaya bonito"

Exlibris firmado y numerado por el autor, serigrafiado en Nueva York por Bendik Kaltenborn y Sindre Goksøyr en abril de 2012 para la primera edición de Ojalá que te vaya bonito. Disponible de manera gratuita por la compra de uno los primeros 150 ejemplares del libro a través de esta página web.

 

Edición de 200 ejemplares
148 x 148 mm
Serigrafía a dos tintas
AGOTADO

Reseñas de Ojalá que te vaya bonito

Reseñas de Ojalá que te vaya bonito

La paloma trae en la pata izquierda enlaces a reseñas y recomendaciones de nuestro Ojalá que te vaya bonito.

- El Cultural

- Rockdelux

- La línea clara

- El Día de Córdoba

- Agenda Urbana

La paloma pía que dos seres legendarios han quedado prendados de libro y autor.

- Miguel Gallardo

- Manel Fontdevila

- ¿Quién vigila al doctor Ender?

La paloma recomienda una entrevista con Kaltenborn en guachiesneik.

- Renounce/Reverb

Ojalá que te vaya bonito

Ojalá que te vaya bonito

Lo mismo que resalto las cosas chungas, lo mismico hago con las buenas y declaro que este álbum del señor Kaltenborn, un tío de su Noruega natal, es uno de los mejores que he leído en años. No apto para pusilánimes ni lectores de superhéroes, algo de verdad, ¡con CHICHA! Divertido, atrevido, con un manejo (que da una envidia que te cagas) extraordinario de las herramientas narrativas, gráficas y hasta espirituales, si me apuran. Quién nos iba a decir que de los países del Norte...

–MIGUEL GALLARDO (cómic genius)

Sus hombres de negocios, retratados como niños vertiginososadictos al vicio y al siglo XXI, resultan difíciles de olvidar. Con un pie en el cartelismo centroeuropeo de posguerra y otro en la humorada fanzinera más jeta, Bendik Kaltenborn se ha convertido en la nueva sensación del cada vez más presente cómic nórdico. Su estilo ofrece muchos otros rastros insólitos, un desfile gráfico y narrativo que va del lado salvaje de Gary Panter al surrealismo de línea clara de Swarte, del grotesque urbano de Lauzier al estupor lírico de Jerry Moriarty, en páginas que a menudo parecen resueltas con la expresividad de un autor consumado como Christophe Blain. Solo son destellos de lo que nos enseña este libro imposible, un compendio de trabajos realizados en los últimos cinco años que sin embargo revela cómo se va definiendo paso a paso una personalidad inconfundible. Ácido, delirante, bobalicón, a veces opresivo y siempre festivo, Ojalá que te vaya bonito es también un libro fácil y luminoso, un viaje en forma de tebeo sin depurar y absolutamente original. Nuestro libro favorito del año.

Los primeros 150 ejemplares vendidos a través de esta página web se acompañan de un exlibris serigrafiado, firmado y numerado expresamente para esta edición por el autor.

Exlibris AGOTADO.

Esta web cobra 1 € de gastos de envío, independiente del número de artículos. 
Urgente (certificado): 5 € | EU (non-registered): 6 € | Non-EU: (non-reg): 15 €

Mayo 2012
Tapa dura. 209 x 265 mm
128 páginas. Color
978-84-936081-8-7
24 €
2
3
4
5
6

Bendik Kaltenborn

Bendik Kaltenborn

Lo mismo que resalto las cosas chungas, lo mismico hago con las buenas y declaro que este álbum del señor Kaltenborn, un tío de su Noruega natal, es uno de los mejores que he leído en años. No apto para pusilánimes ni lectores de superhéroes, algo de verdad, ¡con CHICHA! Divertido, atrevido, con un manejo (que da una envidia que te cagas) extraordinario de las herramientas narrativas, gráficas y hasta espirituales, si me apuran. Quién nos iba a decir que de los países del Norte...

–GALLARDO, cómic genius

Bendik Kaltenborn (Oslo, 1980) pasa por ser el ilustrador y cartelista más reputado de Noruega, pero da lo mejor de sí como creador de situaciones imposibles, diálogos mordaces y tebeos delirantes que le han situado al frente de toda una generación de artistas nórdicos. Estudió arte en Oslo y Estocolmo, tras lo que inició una labor que abarca arte contemporáneo, diseño gráfico, animación, ilustración y cómic, campos todos en los que ha sido profusamente premiado a lo largo del último lustro. En 1997 fundó junto a su colega Kristoffer Kjølberg el colectivo fanzinero Dongery. Desde 2007 su trabajo viene siendo publicado en antologías de todo el mundo (Glömp, Kuti Kuti, Swindle, The Drama, Stripburger, Strapazin, Kolor Klimax) pero es en la actualidad cuando comienza a ser algo más conocido fuera de su país gracias a sus colaboraciones para el diario The New York Times y el semanario The New Yorker. Sus dos libros hasta la fecha, Seks Sultne Menn (Seis hombres hambrientos) y Serier Som Vil Deg Vel (Ojalá que te vaya bonito) fueron galardonados como Mejor Libro del Año en los Sproingprisen de 2007 y 2010, respectivamente, mientras este último recibió además el premio del Ministerio de Cultura de ese año. La edición de Fulgencio Pimentel, como número 3 de su colección Impronunciables, es también su primer álbum editado fuera de Noruega, al que seguirán una nueva antología y la novela gráfica Janus.

Distribuir contenido