nilsen

El año pasado en la wes

Mirá qué bonicas

Vamos a fechar esta entrada el uno de enero aunque a ti no podemos engañarte, cibergirl ;) Hoy es uno de esos raros momentos en los que podemos echar la vista atrás y cumplir esta hermosa tradición, comprobando de paso lo poco que cuajaron en nuestras almas los consejos de nuestros mayores. En concreto aquel de No se ganó Zamora en una hora, con cuya música podemos entretenernos hora y media sin que sus verdades rimadas nos alcancen. Nos pasa lo mismo con el de Bollo de monja, costal de trigo, de rima albanesa o ausente, que aún nos visita en sueños las noches de estío. Tenemos, sin embargo, muy asimilado el de Norte claro y Sur oscuro, temporal seguro, pues la mitad de nuestros ancestros trabajaron la tierra y porque el Sur oscuro nos lo hemos trabajado a pulso. En resumen, los tebeos fueron y son magníficos, pero nuestra labor para vendérselos a ustedes, a vista de gorrión, deja un continente que desear. Estamos en mayo.

 

Anders Nilsen

Anders Nilsen

Rompiendo a menudo con los esquemas del cómic tradicional, el trabajo de Nilsen resulta hilarante, juguetón y enternecedoramente real.

PUBLISHERS WEEKLY

Anders Nilsen es un artesano exquisito con una increíble paciencia para las texturas.

LOS ANGELES TIMES

Las múltiples interpretaciones tiñen su obra de una atmósfera tan evocadora e inquietante que le dejan a uno preguntándose si ha leído un tebeo o paseado por un sueño.

THE WASHINGTON POST

Anders Nilsen (New Hampshire, 1973) estudió arte en la Universidad de Nuevo México en Albuquerque. Al terminar, una serie de sus pinturas se había convertido en un libro de arte titulado The Ballad of the Two Headed Boy, por el que más tarde obtendrá una beca Xeric. Comienza entonces a autoeditarse una serie de comic-books titulada Big Questions, así como diversas colecciones de bocetos extraídos de sus libretas. En 2004 la editorial canadiense Drawn & Quarterly se hace cargo de la publicación de su Big Questions –que en 2011 se convertirá en un libro de cerca de 700 páginas–, mientras la norteamericana Fantagraphics publica su trabajo en diversos monográficos y antologías que se ocupan de su vertiente más surrealista e improvisatoria. Desde 2002 viene siendo nominado regularmente en los premios Ignatz, resultando en 2005 ganador en la categoría de Mejor Historia y en 2007 en la de Mejor Novela Gráfica.

Distribuir contenido