Mauro

Compilación de reseñas sobre De Postre

maurodepostre

Un resumen de lo aparecido en los medios sobre De Postre, entrevistas incluídas:

Notodo.com

Guía del cómic.es

La carcél de papel

Comiqueando Online.com

Blog de cómics

Rtve.es

Esquire

La Novena Página

 

Una lámina de Mauro con DE POSTRE

Aprovechando el dibujazo que decora la sobrecubierta de De postre, hemos realizado junto a Mauro Entrialgo una lámina en edición limitada a 100 copias, que Mauro se ha ocupado diligentemente de firmar y numerar con un lápiz mordisqueado. Cada una de ellas está impresa en offset digital sobre papel Tintoretto Gesso de 250 gramos, con unas dimensiones de 430 x 295 mm, nada menos. No hace falta decir que este pedazo de Súper A3 encajará como un guante en uno de esos económicos marcos de IKEA que todos conocemos, no nos preguntéis en cuál.

La lámina se enviará gratuitamente con cada ejemplar de De postre pedido a través de la web, para tormento de quien se encargue de los paquetes ese día. No decimos más.
 

Mauro Entrialgo

Mauro Entrialgo

Mauro es un notario y su obra son actas donde da fe de la realidad de cada día. (...) Es verdad que reímos al leerlas, pero a poco que recapacitemos veremos que no hay tal humor, que lo único que ha hecho Don Mauro es aplicar la contundencia del sentido común. Nos reímos, cuando lo que deberíamos hacer es sonrojarnos.   

 

LACARCELDEPAPEL.COM

Mauro Entrialgo (Vitoria, 1965) no sólo es el más prolífico de los historietistas españoles de las últimas tres décadas, además es probablemente uno de los pocos que ha mantenido un nivel artístico invariablemente alto a lo largo de todo ese tiempo. Autor de más de treinta libros publicados, socio fundador de la revista TMEO y editor por cuenta propia, Mauro es también un renacentista que ha coqueteado con el arte contemporáneo, ha escrito teatro, cine y televisión, ha animado sus dibujos, ha grabado bandas sonoras y música pop y ha mantenido una prolongada e intensa actividad en internet. Sin embargo, al contrario que muchos de sus contemporáneos, ha carecido de la ambición acostumbrada, a cambio de una curiosidad inagotable hacia las infinitas variantes del comportamiento humano. Por esa razón sus tebeos no podrán aburrirnos nunca. Mauro ha vivido en permanente estado de asombro, ha sabido reír y nos lo ha puesto en bandeja a nosotros, creando tebeos que se leerán con igual o mayor interés en el futuro, cuando al rasgo de ser únicos se pueda sumar el haber sido retrato indiscutible de su época.

Distribuir contenido