Kraut

Kraut

Kraut

Una obra absolutamente innovadora.

Will Eisner

Con Kraut, Pontiac ha dibujado y escrito la gran novela gráfica neerlandesa.

Jurado del premio Marten Toonder 2011

Una historia absorbente, guiada como un thriller clásico.

Michel Faber

Hay algo irrepetible en la perspectiva del hombre que le habla póstumamente a su padre.

NRC Handelsblad

En muchos sentidos, un libro que puede medirse con el Maus de Art Spiegelman.

Het Parool

Kraut es una carta al padre. Ferviente católico, lector voraz, voluntario en las SS, reportero de guerra en el frente oriental, luego periodista rosa y, finalmente, desaparecido en la bahía de Daabooi, en Curazao, la extraña vida de Joop Pollmann es reconstruida aquí con profusión en lo íntimo, lo histórico y lo doméstico, para constituirse en un pulso del autor con sus propios fantasmas. Con la publicación de esta «epístola biográfica», Pontiac se situó voluntariamente en la tradición de otros grandes artistas como Will Eisner y Art Spiegelman para, sin dejar de lado su estilo inimitable, dar a luz la obra de su vida.

Esta web cobra 1 € de gastos de envío, independiente del número de artículos.

Urgente (certificado): 5 € | EU (non-registered): 6 € | Non-EU: (non-reg): 15 €

Diciembre de 2020
Traducción de Julio Grande
Cartoné. 18 x 24,5 cm.
216 págs. B/N.
978-84-17617-30-1
23 €

Peter Pontiac

Peter Pontiac

Peter Pontiac (Beverwijk, 1951-Ámsterdam, 2015) está considerado como «el padrino del cómic underground» en los Países Bajos. Su trabajo comenzó a ganar prominencia a finales de los años sesenta del pasado siglo, y durante la siguiente década fue uno de los dibujantes más influyentes de su país, especialmente en el ámbito contracultural. A pesar de las alabanzas dedicadas a su estilo de dibujo, crudo, personal y detallado, con influencias de los norteamericanos Robert Crumb y Rick Griffin, su adhesión a la cultura jipi, primero, y punk, después, lo mantuvo relativamente apartado del gran público, aunque su importancia en los círculos marginales fue extraordinaria. El grueso de su obra gira en torno a dos ejes principales: la música (realizó numerosos cómics protagonizados por estrellas del rock, así como cubiertas de discos) y la autobiografía, donde destacan las historias confesionales sobre su adicción a la heroína. A finales de la década de 1990 comenzó la que sería su obra más ambiciosa, Kraut, que terminaría de publicar en el año 2000. Recibió el Stripchapprijs (1997) y el Marten Toonderprijs (2011), ambos por el conjunto de su obra, así como el Premio Profesor Pi de Ilustración de la ciudad de Ámsterdam (1998). Pontiac, a quien en 2010 diagnosticaron hepatitis B (probablemente provocada por su adicción a la heroína), murió en 2015 debido a una cirrosis hepática, tras negarse a un trasplante de hígado y a cualquier otro tipo de tratamiento médico. En España, Pontiac ha sido un ilustre casi desconocido: a finales de la década de 1970 hizo breves apariciones en la revista Star, y entre 1980 y 1982, la revista El Víbora publicó ocho de sus historias cortas. 

Fotografía del autor: Frank van Oortmerssen, bajo licencia CC BY-SA 4.0

Distribuir contenido

Nuevo Nike Zapatillas Outlet Online

Youth Nike Air Force Ones Charcoal