Jaime Hernández

Libros para un confinamiento (VI)

Libros para un confinamiento (VI)

Libros para un confinamiento (VI)

CUANDO LA REALIDAD SE VUELVE CIENCIA FICCIÓN

 

«Cualquier tecnología lo suficientemente avanzada es indistinguible de la magia», dijo Arthur C. Clarke en cierta ocasión. Y, si uno lo piensa, el hombre llevaba razón. En esta santa casa tenemos a un doctor en biología molecular —aprovecha cualquier ocasión para mencionarlo— que incluyó esta cita en su tesis y que todavía está esperando que se materialice el gran sueño recurrente de la ciencia ficción: los automóviles voladores. La humanidad ha alcanzado cotas de progreso impensables hace solo unas pocas décadas, ha desarrollado inventos que ni el más especulativo de los escritores de ciencia ficción de los años cincuenta y sesenta habría soñado… y seguimos sin lograr que los automóviles se despeguen un metro del suelo. Algo estamos haciendo mal. Que una especie de gripe esté colapsando al Homo sapiens a nivel planetario tampoco dice mucho de sus capacidades, pero, por otro lado, nos acerca a esos muchos futuros postapocalípticos que tanto hemos disfrutado, y de los que tan poco hemos aprendido. Los que van de Blade Runner a Mad Max, de La carretera a El día de los trífidos, de El Eternauta a Akira, de Oxygene a Snowflakes Are Danzing, de niña a mujer, de perdidos al río.

Nosotros también hemos publicado ciencia ficción, una ciencia ficción que les devolverá la ilusión de los automóviles voladores y de un futuro mejor. Bueno, quizá no mejor, mejor, pero al menos más futuro y, definitivamente, más allá de las cuatro paredes de sus casas de ustedes. Que, por otro lado, están dejando como los chorros del oro (no olviden regar las plantas). Pero vamos ya con nuestras propuestas para esos fellow sci-fi fans. Dentro vídeo.

Por ejemplo, Paciencia, la última novela gráfica de Daniel Clowes, un tour de force del autor, su obra más larga y en la que da rienda suelta a su amor por la serie B en dos o tres de sus formas más puras: la ciencia ficción, el noir y el terror. De terror no hay mucho, la verdad, pero de lo otro encontrarán toneladas, y muy bien traídas y llevadas. Crimen, investigación, tipos duros, personajes atormentados, frases cortantes a lo Raymond Chandler y, también, viajes en el tiempo, tecnología del futuro, ropa ridícula. Clowes es un maestro, y Paciencia, una masterclass que les hará perder la noción del tiempo.

También es verdad que el librón de Clowes, aunque esperanzador en su conjunto, contiene momentos harto amargos que tal vez no sean lo que ustedes necesitan ahora mismo. No penen, siempre les quedará Vidas paralelas, de Olivier Schrauwen, que parece un cómic de ciencia ficción canónica, un poco como Los mundos de Edena de Moebius y hasta con su puntito de Erich von Däniken, pero con las suficientes dosis de estupor (ese reírse de estar vivos, un humor condensado y proteico como una píldora de alimento liofilizado) y de autoficción (con perdón) como para erigirse en una especie de cumbre insospechada. Otra más al saco. Schrauwen es uno de los mejores dibujantes de tebeos del presente, y sin duda uno de los más adelantados. Es de rigor, por eso, dar gracias a los «antiguos astronautas» por que alguien como él haya decidido dejar su huella en este género que tanto amamos, y por que lo haya hecho con esa fina ironía que lo caracteriza y que cumple la máxima de la ciencia ficción de qualité: «hablando del futuro, habla del presente».

Hay una tercera vía para representar el futuro que no pasa por la serie B ni por la ironía (aunque tome elementos de ambas), y es el entretenimiento puro y duro, la aventura tal y como la entendíamos cuando leíamos Huckleberry Finn, y esa es la vía que explora Jaime Hernandez en Rocky. El autor de Locas, el culebrón más importante —y mejor— del cómic de las últimas décadas también ha visitado el futuro, y lo ha hecho con humor y alegría. Hágannos caso y échenle un ojo a este tebeo, porque no existe en ninguna otra parte del planeta una compilación similar de las aventuras de la intrépida Rocky y su robot Patoso. Quizá por eso pasase un poco desapercibido en su día entre nosotros, por aquello de «que inventen ellos».

Así que nada, hagan cuentas: Clowes, Schrauwen, Hernandez. Menudo trío de ases. Menuda juerga. Menuda odisea. Y sin salir de casa.

Otros encuentros en la tercera fase:

Días más largos que longanizas, de Gabriel Corbera (cómic)
El libro del futuro, de Tu yo del futuro y María Ramos (libro de actividades)
Helios, de 
Étienne Chaize (álbum ilustrado)
Pudridero 1 y 2, de Johnny Ryan (cómic)
Sirio, de Martín López Lam (cómic)
Squeak the mouse, de Massimo Mattioli (cómic)
Tagurpidi, de Priit Pärn (cómic)

Errata Stigmata EJEMPLAR TOCADO

Errata Stigmata

Es innegable que los cómics de Beto son una de las cumbres más altas alcanzadas por el medio.

–A.V. CLUB

Gilbert Hernandez ha creado algunos de los personajes más memorables de la ficción popular.

–LOS ANGELES MAGAZINE

EJEMPLARES CON TARAS O DE EXPOSICIÓN
Existencias limitadas

A pesar de su breve recorrido, Errata Stigmata es uno de los personajes clave de Beto Hernandez. Concebida dentro de la mítica cabecera Love & Rockets, referente del cómic independiente a lo largo de tres décadas, Errata es una joven que sangra por el costado y las extremidades como un Cristo crucificado cada vez que se ve sometida a diferentes situaciones de estrés. En la idea del personaje y su caracterización vemos conformarse un cruce entre el contexto religioso y las raices latinas de su autor, la cultura postpunk predominante en los primeros 80 y, sobre todo, cierto cariz manga sorprendentemente precoz en el cómic de autor norteamericano.

Errata apareció por primera vez en la contraportada del primer número de Love & Rockets, en 1982, y al año siguiente, en la segunda entrega de la serie, ya protagonizaba su primera historia, un relato de ciencia ficción con toques sobrenaturales guiado por una estética a caballo entre el punk y la estética neorromántica entonces en boga. Desde ahí, el personaje evolucionaría muy pronto hacia otros territorios limítrofes de la comedia de costumbres y el terror psicológico, muy del gusto de su creador. En la que probablemente es su historia más conocida, Lágrimas llovidas del cielo, la pequeña estigmatizada protagonizaría una especie de perversión del cuento de Cenicienta sin un final feliz, convirtiéndose en el paradigma de los relatos de niños dolientes dentro de la extensa producción del autor.

Tras su protagonismo absoluto en la portada del número 10 y de la mentada Lágrimas llovidas del cielo, publicada en el número 11 a la altura de 1985, el personaje solo retornaría puntualmente en 1993, 2001 y 2004. Sin embargo, Errata no ha desaparecido nunca del imaginario esencial de Love & Rockets y, sobre todo, del de sus lectores, que la han hecho protagonista de multitud de pequeños homenajes en forma de canción, avatar, relato breve, póster, camiseta, fanart, etc.

Fulgencio Pimentel ha recopilado en un único tomo todas las historias del inolvidable personaje –así como algunas de sus múltiples apariciones en viñetas aisladas e ilustraciones varias– y ha tratado de dotarlas de contexto añadiendo una breve entrevista con el autor. Así, este libro se convierte en un one-shot gemelo del Rocky de Jaime Hernandez, hermanísimo de Beto, donde también encontramos unidas por primera vez todas las historias de otro personaje femenino de la saga.

P.V.P.: 17,00 € 8,00 € 

Esta web cobra 1 € de gastos de envío, independiente del número de artículos. 
Urgente (certificado): 5 € | EU (non-registered): 6 € | Non-EU: (non-reg): 15 €

Junio de 2014
Cartoné. 220 x 290 mm
48 págs. B/N
978-84-16167-02-9

Rocky EJEMPLAR TOCADO

Rocky

Uno de los creadores americanos de ficción más importantes de todos los tiempos. –TIMES

 

EJEMPLARES CON TARAS O DE EXPOSICIÓN

Existencias limitadas

Rocky se aburre mortalmente y ya se sabe: cuando el diablo se aburre, mata moscas con el rabo. Para escapar del tedio, ella y su cobardica y poco resolutivo robot Patoso descienden en barca por el río como Huckleberry Finn, o viajan a los confines del universo a través de un agujero cósmico en el patio trasero de casa. Por supuesto, no harán otra cosa que meterse en problemas, pero para Rocky cada una de estas incursiones en terreno desconocido tiene la dimensión gozosa y alocada del periplo aventurero. En las páginas de Rocky, aparecidas originalmente entre 1983 y 1986 en la legendaria revista Love & Rockets, y publicadas ahora por primera vez de forma independiente para esta edición española, Jaime Hernandez (Oxnard, 1959) combina la ciencia ficción pulp con la comedia adolescente para ofrecernos las peripecias frenéticas, absurdas y emocionantes de un personaje olvidado y sin embargo redondo. Al igual que la protagonista de estos fantásticos episodios, Hernandez se enfrentó al cómic y a la vida con el mismo espíritu “do it yourself” que acabó definiendo su época, derrochando el ímpetu de un talento desbocado que con los años se iría refinando –especialmente en su serie Locas– y que aquí, en su juvenil y desenfadada arrogancia, se nos muestra en su momento más libre, extático y vital.

PVP: 17,00 € 8,00 €

Esta web cobra 1 € de gastos de envío, independiente del número de artículos. 
Urgente (certificado): 5 € | EU (non-registered): 6 € | Non-EU: (non-reg): 15 €

 

Abril 2013
Tapa dura. 220 x 290 mm
48 págs. B/N
978-84-939772-8-3
rocky prew. 1
rocky prew. 2

Errata Stigmata

Errata Stigmata

Es innegable que los cómics de Beto son una de las cumbres más altas alcanzadas por el medio.

–A.V. CLUB

Gilbert Hernandez ha creado algunos de los personajes más memorables de la ficción popular.

–LOS ANGELES MAGAZINE

A pesar de su breve recorrido, Errata Stigmata es uno de los personajes clave de Beto Hernandez. Concebida dentro de la mítica cabecera Love & Rockets, referente del cómic independiente a lo largo de tres décadas, Errata es una joven que sangra por el costado y las extremidades como un Cristo crucificado cada vez que se ve sometida a diferentes situaciones de estrés. En la idea del personaje y su caracterización vemos conformarse un cruce entre el contexto religioso y las raices latinas de su autor, la cultura postpunk predominante en los primeros 80 y, sobre todo, cierto cariz manga sorprendentemente precoz en el cómic de autor norteamericano.

Errata apareció por primera vez en la contraportada del primer número de Love & Rockets, en 1982, y al año siguiente, en la segunda entrega de la serie, ya protagonizaba su primera historia, un relato de ciencia ficción con toques sobrenaturales guiado por una estética a caballo entre el punk y la estética neorromántica entonces en boga. Desde ahí, el personaje evolucionaría muy pronto hacia otros territorios limítrofes de la comedia de costumbres y el terror psicológico, muy del gusto de su creador. En la que probablemente es su historia más conocida, Lágrimas llovidas del cielo, la pequeña estigmatizada protagonizaría una especie de perversión del cuento de Cenicienta sin un final feliz, convirtiéndose en el paradigma de los relatos de niños dolientes dentro de la extensa producción del autor.

Tras su protagonismo absoluto en la portada del número 10 y de la mentada Lágrimas llovidas del cielo, publicada en el número 11 a la altura de 1985, el personaje solo retornaría puntualmente en 1993, 2001 y 2004. Sin embargo, Errata no ha desaparecido nunca del imaginario esencial de Love & Rockets y, sobre todo, del de sus lectores, que la han hecho protagonista de multitud de pequeños homenajes en forma de canción, avatar, relato breve, póster, camiseta, fanart, etc.

Fulgencio Pimentel ha recopilado en un único tomo todas las historias del inolvidable personaje –así como algunas de sus múltiples apariciones en viñetas aisladas e ilustraciones varias– y ha tratado de dotarlas de contexto añadiendo una breve entrevista con el autor. Así, este libro se convierte en un one-shot gemelo del Rocky de Jaime Hernandez, hermanísimo de Beto, donde también encontramos unidas por primera vez todas las historias de otro personaje femenino de la saga.

Los primeros 200 ejemplares vendidos a través de esta página web se acompañan de un exlibris gratuito, firmado y numerado especialmente por Beto Hernandez para esta edición.

Esta web cobra 1 € de gastos de envío, independiente del número de artículos. 
Urgente (certificado): 5 € | EU (non-registered): 6 € | Non-EU: (non-reg): 15 €

Junio de 2014
Cartoné. 220 x 290 mm
48 págs. B/N
978-84-16167-02-9
17 €

Rocky

Rocky

Uno de los creadores americanos de ficción más importantes de todos los tiempos. –TIMES

Rocky se aburre mortalmente y ya se sabe: cuando el diablo se aburre, mata moscas con el rabo. Para escapar del tedio, ella y su cobardica y poco resolutivo robot Patoso descienden en barca por el río como Huckleberry Finn, o viajan a los confines del universo a través de un agujero cósmico en el patio trasero de casa. Por supuesto, no harán otra cosa que meterse en problemas, pero para Rocky cada una de estas incursiones en terreno desconocido tiene la dimensión gozosa y alocada del periplo aventurero. En las páginas de Rocky, aparecidas originalmente entre 1983 y 1986 en la legendaria revista Love & Rockets, y publicadas ahora por primera vez de forma independiente para esta edición española, Jaime Hernandez (Oxnard, 1959) combina la ciencia ficción pulp con la comedia adolescente para ofrecernos las peripecias frenéticas, absurdas y emocionantes de un personaje olvidado y sin embargo redondo. Al igual que la protagonista de estos fantásticos episodios, Hernandez se enfrentó al cómic y a la vida con el mismo espíritu “do it yourself” que acabó definiendo su época, derrochando el ímpetu de un talento desbocado que con los años se iría refinando –especialmente en su serie Locas– y que aquí, en su juvenil y desenfadada arrogancia, se nos muestra en su momento más libre, extático y vital.

Esta web cobra 1 € de gastos de envío, independiente del número de artículos. 
Urgente (certificado): 5 € | EU (non-registered): 6 € | Non-EU: (non-reg): 15 €

 

 

Abril 2013
Tapa dura. 220 x 290 mm
48 págs. B/N
978-84-939772-8-3
17 €
rocky prew. 1
rocky prew. 2

Jaime Hernández

Jaime Hernández

Jaime Hernandez (Oxnard, 1959) –que a menudo firma como Xaime– es uno de los creadores de cómic independiente más reputados de su generación. Junto a sus hermanos Gilbert y Mario creó en 1981 la cabecera Love & Rockets, autoeditando un primer número tras el cual la editorial Fantagraphics se hizo cargo de la colección, que tras distintas encarnaciones continúa publicándose hoy en día. Esta serie –que Mario abandonó tras los primeros números– no solo se convirtió en una de las piedras angulares sobre las que se fundamentó la hoy legendaria editorial norteamericana, sino que a lo largo de tres décadas ha ejercido una influencia determinante sobre varias generaciones de autores. En las páginas de Love & Rockets el dibujante ha desarrollado distintas historias, la mayor parte de las cuales confluyen en un rico universo de personajes bajo el título genérico de Locas, un extenso culebrón ambientado en un barrio de California en el que los personajes, muchos de ellos de origen hispano, como su autor, interactúan y maduran a lo largo de los años.

Son característicos de Jaime Hernandez a nivel gráfico un pulido dibujo en blanco y negro, la gestualidad de los personajes y la combinación de delicadeza académica clásica y caricatura que sabe imprimir a las figuras humanas. El dibujante ha citado como influencias determinantes en su formación a Hank Ketcham (Daniel el travieso) y Dan DeCarlo (Archie), cuyos espíritus dinámicos y juguetones se presentan de forma depurada en la obra del californiano. En el terreno argumental destaca el acento puesto en los personajes femeninos y una especial sensibilidad para plantear sus sutilidades emocionales a través del diálogo y la elipsis. Locas se ha ido desarrollando a lo largo de los años de forma no lineal, con numerosos saltos temporales que van construyendo el relato completo y complejo de las vidas de sus dos protagonistas principales, Maggie Chascarrillo y Hopey Glass, y quienes las rodean. En su afán por retratar situaciones y preocupaciones cotidianas –en ocasiones con ribetes fantásticos–, Jaime Hernandez ha sido una pieza clave en la construcción de toda una corriente del cómic basada en el costumbrismo que busca la complicidad de un público adulto.

Hernandez también trabaja como ilustrador de cubiertas de discos y libros y participa en el prestigioso semanario The New Yorker. Entre 1989 y 2011 ha recibido más de una docena de premios Harvey, los más prestigiosos de la industria independiente norteamericana, y a día de hoy continúa siendo uno de los autores fundamentales de la escena norteamericana y uno de los mejores dibujantes del mundo.

Distribuir contenido