Las cosas de la vida

X-Mas Pack Lauzier

El ídolo

Este es el pack navideño de Gérard Lauzier que hemos preparado para obsequiar a nuestros lectores, acompañando de forma gratuita a través de esta web el tótem de su bibliografía: Las cosas de la vida (Integral).

Hablamos de la serie completa de uno de los retratos sociales más salvajes que haya conocido el medio, que se edita por primera vez en un solo volumen y al unísono en Francia y en nuestro país. Es algo que había que celebrar con una orgía de chismes electrizantes como su autor. ¿Qué contiene esta bolsita del chino? Unas pocas monerías, no les vamos a mentir. Por un lado, un christmas en el que nuestro hombre felicita las Pascuas a sus lectores españoles desde algún paraíso tropical, hecho un adán, como era él, que da gloria verlo. Por el otro, hemos caminado las calles de España buscando en los muestrarios de vendedores de chapas, lo que ahora dicen buttons, para escoger aquellas que mejor muestran el Zeitgeist de esta época convulsa y deliciosa que Lauzier hubiera amado retratar. Adolfo DomínguezSnoopy con la bandera, el muchacho ese del DOGMAJuan Carlos Monedero, Ai WeiAmador Fernández-SavaterMiguel Ángel Revilla, el brazo incorrupto de Santa Teresa, la Caixa d'Estalvis i Pensions, Rob Ford, sor Teresa Forcades… y docena y media más. Iconos de hoy, de ayer y de mañana, clásicos y románticos que a veces creemos ver brotar de las páginas del ídolo cual si fueran los fantasmas de unas Navidades pasadas, presentes y futuras, obligándonos a frotarnos los ojos hasta hacernos sangre.

Cada pack incluirá cuatro de las chapas, tomadas al azar por la mano de nuestro becario –aunque escucharemos sus peticiones, no faltaba más–, junto a este hermoso retrato de Lauzier, que en nuestro ejemplar ya figura a modo de ex–libris para abundar en su carácter de clásico imperecedero. 

Pack AGOTADO.

Diciembre de 2014
100 x 130 mm
0 €
DISPONIBLE
Algunas chapas, no todas
El libro + el cutrerío
El ex-libris mejor

Las cosas de la vida (Integral)

Las cosas de la vida (Integral)

Gérard Lauzier incorporó a la historieta francesa una forma diferente de entender el cómic adulto.

ÁLVARO PONS (El País)

Dependiendo de mi estado de ánimo, vuelvo a autores que funcionan para mí como alimento instantáneo o a aquellos en los que encuentro una música que logra inspirarme, impulsarme hacia delante. Visito a los muertos. Crepax, Will… Lauzier, siempre Lauzier.

BLUTCH

Lauzier era capaz de pensar mal en medio de una corte de arcángeles.

RENÉ GOSCINNY

El hombre que dijo "Detesto ver a los jóvenes felices" es sin duda nuestro hombre. Ningún otro autor ha retratado con tanta ironía y ferocidad el mundo, riéndose de nosotros en cada una de sus páginas, con elegancia inigualable, sin compasión y de forma equitativa, porque nos odió a todos por igual. Las cosas de la vida presenta en un solo volumen la colección completa de sus Tranches de vie, aportando los capítulos que, expurgados de su edición española original, permanecían aún inéditos en nuestro país. Los cuatro puntos cardinales de su narrativa –la lucha de clases, la guerra de los sexos, la crisis narcisista de la adolescencia y la crisis inclemente de la madurez– se unen para edificar una biblia del Mal que permanece hoy más vigente que nunca, azote de beatas, puritanos, miserables e hipócritas de todo signo y condición.

Los ejemplares adquiridos a través de esta web recibirán de forma gratuita un pack que pasamos a describir tímidamente aquí. AGOTADO.

Esta página web aplica a este libro un descuento del 5%, el máximo permitido por la ley. Dicho descuento está ya contemplado en el PVP que se especifica en la descripción de producto. Gastos de envío gratuitos.

P.V.P.: 36,00 €. PRECIO EN WEB: 34,20 €

Diciembre 2014
Cartoné. 23,5 x 32 cm
296 págs. Color
978-84-16167-08-1
34,20 €
Las cosas de la vida (Integral)
Las cosas de la vida (Integral)
Las cosas de la vida (Integral)

Gérard Lauzier

Gérard Lauzier

No leo cómics porque me aburren. Me sorprende tanta pobreza y la depauperación profunda del cómic para adultos. Me cuesta muchísimo dar con una historia en la que no se tome al lector por gilipollas.

–GÉRARD LAUZIER

Gérard Lauzier (Marsella, 1932-París, 2008) fue uno de los autores más mordaces y políticamente incorrectos del cómic europeo durante el último cuarto del siglo XX. Licenciado en filosofía, abandonó sus estudios de arquitectura en el último año, cuando unas vacaciones en Brasil se convirtieron en una estancia de cinco años. Tras desempeñar diversas ocupaciones –recogida de papel usado, profesor de latín, oficinista, creativo publicitario– y animado por Georges Arnaud, autor de El salario del miedo, acabó dedicándose primero al humorismo gráfico en prensa (France Soir, Lui, Paris-Match, Le Nouveau Candide) y después al cómic, principalmente en la prestigiosa cabecera Pilote. En aquella revista fue donde, a partir de 1974, desarrolló su serie más conocida, “Las cosas de la vida”, un conjunto de historias cortas que conforman, siempre desde el humor, una radiografía de la sociedad francesa de la época con el acento puesto en la lucha de clases, la guerra de sexos, el inmovilismo de la burguesía, la vacuidad utópica de la izquierda, el desnortamiento de la juventud y la crisis de la edad madura. Lauzier critica la hipocresía allá donde sea que se encuentre, sin atender a razones de credo, sexo o extracción social, y en su descreimiento del género humano, su afán provocador y su impasibilidad ante la crítica demuestra la clara influencia de Louis-Ferdinand Céline y Bertrand de Jouvenel.

En 1978 recibió en el Festival de Angoulême el Premio al Mejor Autor Francés, y el mismo festival lo galardonó en 1993 con el Gran Premio de Angoulême, uno de los máximos galardones a los que puede aspirar un autor de cómic. En su producción también destacan Lili Fatale (1974), Crónicas de la Isla Grande (1977), La carrera de la rata (1978), Querer no es poder (1980), Recuerdos de un joven (1983) y Diario del artista (1992).

Desde mediados de los años ochenta, aunque realizó un par de incursiones relevantes en el mundo del cómic, se dedicó casi enteramente al teatro y sobre todo al cine en funciones tanto de guionista como de director, en ocasiones adaptando algunos de sus cómics. Su película más conocida fue Mi padre, mi héroe (1991), protagonizada por Gérard Depardieu.

Distribuir contenido