Pepitas & Pimentel

La camaradería con los responsables de la editorial hermana Pepitas de calabaza viene de lejos. Es una de esas camaraderías de robarse la novia
y echarle al otro azúcar en el depósito de la moto. Para mantener viva la llama, esta colección, que no es sino una nueva ocasión de hacer el bien
mientras se mete el dedo en el ojo del mal.